domingo, 22 de marzo de 2020

Un salto de un año: del 2019 al 2022

Hoy es 24 de marzo de 2019 y me han entrado
unas ganas irrefrenables de escribir con esa pluma.
Vosotros ya lo veréis en Arial o en Times Roman
Pero el original está escrito en un libro de notas
que en su año fue una agenda, como todas,
llenas de páginas vacías como si esos días
no hubieran existido.
Pero como el tiempo es como es:
va y viene;
o se detiene.
Se detiene cuando quiere, y sólo en estas agendas,
y puedes escribir fuera del tiempo,
fuera de tiempo, claro, porque sus hojas impresas
son del año que sean, aunque curiosamente, en estas hojas
que escribo, se lee: MARZO  24 – 25
Miro la cubierta y pone: 2010.
Quedo pensando como todo es un juego sin casualidades
pero que a nosotros nos sorprenden y nos silencian,
porque nuestra memoria localiza ese tiempo
y ve que es mucho o que no ha sido nada,
y nos vemos nueve años después, en alguna página escrita
y nos recordamos…varias páginas sacando la nota media
de los alumnos antes de Semana Santa…
¿Ves?
Una pausa y sigo por el placer de escribir
con la pluma que me regaló mi mujer estas Navidades:
MONTBLANC, modelo “le Petit Prince Edition”
A veces dan estos prontos, como si, las palabras y los trazos,
estuvieran cautivos de la tristeza en la bodega de un barco
y necesitan subir a cubierta;
ir corriendo hacia la Proa,
y ver,
como sólo se ve en el mar que la mar es redonda,
“la mare que nos parió” y el cielo imagino
azul como el azul de unos ojos imposibles de amor imposible;
cielos cruzados por gaviotas que viajan hacia barlovento,
jugando con el aire de sus alas ignorando el viento de estribor
que lleva nuestro navío, ligeramente escorado
hacia el lado de babor.
Y se va mitigando “el ansia viva de escribir” y vuelves en ti.
Vuelves a llenarte de aromas de primavera;
colores pintando las ramas de los árboles;
como si fuera un regalo de cumpleaños
de los más inesperados.
Es primavera;
no una primavera cualquiera; 
Es, esta primavera,
la primera de otras que espero que vengan,
a pesar de nosotros los hombres,
que ya no tenemos ojos
sino para “el móvil”,
reducidos a una celda,
“El Celular” que llaman, nuestros hermanos
del otro lado de esa mar océana.

© GatoFenix 24 de marzo del 2019

viernes, 20 de marzo de 2020

Triste día de San José 2020, encerrados en casa, aunque vivos.



Feliz con Kika a mi lado tomando el Sol
en el patio, que gracias a Dios tenemos porque
estamos encerrados por orden y por fuerza mayor.
Han pasado todos los años del mundo,
desde la primera foto a esta última.
La primera creo que era el otoño de 1951
y las dos últimas el día de San José de 2020

Kika está, en el momento presente,
 tomando los rayos de Sol a mi lado.
No sabe de preocupaciones.
No sabe qué pasará mañana
ni puedo saber si le importa.

Lo nuestro es un devenir de recuerdos
desde los primeros días de nuestra existencia terrenal.
Se solapan en este momento,
 junto a las imágenes de mi madre que me tiene en brazos,
la figura de mi padre con un periódico y su sempiterno cigarrillo.
Tantos años para no cambiar sustancialmente nada las cosas.
Mis padres ya "han vuelto a casa" hace años y yo
pues ando como puedo desde que dejó mi mamá,
de tenerme en sus brazos, que fue muy muy pronto.
También sostuve la prensa y un jodido cigarro muchos años,
demasiados años, para ver que ahora se ha cambiado la prensa
por el móvil o la pantalla de cualquier artilugio
y  lo del cigarro sigue igual como algo que da mucho pedigree,
tanto que en estos tiempos de encierro uno puede salir a comprar tabaco
 y sin embargo, han dado orden cerrar tiendas de productos naturales,
que me lo acaban de decir los de Ecotienda y sin embargo el tabaco
está disponible.
Hay veces que nos tenemos que remitir a: "Por sus obras los conoceréis"...
"Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?"
Mateo, 7 -  https://www.bibliacatolica.com.br/es/la-biblia-de-jerusalen/mateo/7/Pero olvidamos estas cosas porque no son de las "fuentes que mandan".
Tiempo en que, nos recuerda a 1984 George Orwell; o,  https://es.wikipedia.org/wiki/Fahrenheit_451  
Soy de una generación que no se podrá repetir. Nacido en tiempos de hambre por una guerraque todavía andan blanqueando y confundiendo para cambiar hechos y crear la postverdad.Pero cuando pasas la infancia en la pobreza.Vives en un pueblo apartado en la que como ahora,la gente se retrata por su conducta:Unos, solidarios y generosos;y otros, carroñeros, prepotentes,carentes de educación o buenas maneras.Sembrando miedo y discordia;difamaciones o ruindades entre el vecindario.Siempre lo terrible de que el que se "mueve" no sale en la "foto".
Tiempos de una justicia como siempre en manosde gentes de todo tipo, que supieron nadar y guardar la ropa.Una constante de cómo los perversos, son incombustibley llega uno a pensar que la función que tienenes una misión espiritual paa que , si aprendemos " no tengamos que volver a esto que siempre llamó mi madre, la que me sostiene en su brazo izquierdo: "Josemari, la Tierra es un valle de lágrimas".y yo muy testarudo llevándole la contraria,a pesar que en sus tristísimos ojos, había más verdad todavía que en sus palabras.Unas palabras llenas de amargura sólo empañada por una fé inquebrantable en: Jesús de Nazaret y en la Virgen de la Luz y en la Iglesia Católica Apostólica Romana y,  "Jesuita", añadía yo, y comenzábamos a discutir encarecidamente.Tengo que decirte madre, que llevabas toda la razón. sinceramente: TODA.Me ha llevado casi medio siglo comprobar esto.Y yo sólo sé, que fuiste engañada y yo, también, mamá.Bien que lo siento, porque descubrir que el ser humano tiene el Mal, tan dentro y tan a las claras y que la Mentira sea la norma,entiende que descorazona.Que es una palabra terrible, porque terminas viviendo rodeado de seres que, como no tienen corazón,el hueco lo han rellenado de: Ego, Soberbia, Vanidad, silicona (por todas partes) o afeites.Toda esa apariencia que decía aquel viejo chiste que se quedaba en la mesita¿lo recordáis ?Chiste agrio porque es la pura verdad.Cambiar la ética por la estéticaya esta descrito desde El Libro del buen amorde El Arcipreste de Hita.No cambian las cosas ni siquiera nosotrosapenas cerramos los ojos llega el día de San Joséde cualquier año de nuestra vida.Y te viene el olor a bollos recién traídos del hornoy los nervios y la alegría sin sentido de un niño;y un entorno familiar que es como nuestro entornocálido, apoyando las manos en la mesa y encogiendo los hombros,para mirar en silencio todo aquel espectáculo jocoso e inusual.Aquello no se puede olvidar y aparece o se eclipsapor tiempos, llegando a dudar si fue algo ciertoen algún momento.Hoy más que nunca tengo esas dudas.Han logrado, personas incalificables, borrar lo que conforma nuestra identidad humana.De esta manera, sentado en el patio,tomando el sol y junto a Kika, en total sintoníacon el vacío y la soledad y al lado justouna planta de Melisa, que es buenísimapara el estrés.Es tiempo de otras verdades. Tan vez las que hubo siempre y no nos dimos cuenta,porque se va aprendiendo poco a poco a ver lo que esy no lo que creemos ver.en tiempos en los que no se puede hablar porque se ha destrozado la comunicación.Nada hay que decir.Todo puede ser distorsionado oficialmente,con toda la ley de su parte, porque así,las mentiras dominan el espacio y el tiempo.Pensar por uno mismo ha sido decretado como peligroso.Sin embargo es muy cómodo, fácil y gratificanteasumir los argumentarios oficiales.Así, nos halagan, y nos evitan un trabajo personal de elaboración de ideas...y luego el riesgo de no saber si seremos acertados o descalificados,por los que oficialmente se han erigido en amos.No puedo menos que volver a recordar el Santo de mi padrey todo el mundo que ello traía,porque de eso, hoy, ya no queda nada de nada.

©  GatoFénix 
A 20 de marzo de 2020
https://es.wikiquote.org/wiki/Antonio_Gramsci  «Adueñarnos del mundo de las ideas, para que las nuestras sean las ideas del mundo». [1]
  • «La conquista del poder cultural es previa a la del poder político y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados "orgánicos" infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios». [6]

  • «La cultura es cosa muy distinta [a la enciclopédica]. Es organización, disciplina del Yo interior, apoderamiento de la personalidad propia, conquista de superior conciencia por la cuál se llega a comprender el valor histórico que uno tiene, su función en la vida, sus derechos y sus deberes». [7]
«Tomen la educación y la cultura, y el resto se dará por añadidura». [9]


domingo, 8 de marzo de 2020

18:18 Apenas se asoman las lágrinas.


Cuando iba a empezar mi llanto
desperté.
Era por la tarde.
La cabeza apoyada en la almohada.
Tenía los ojos llenos de pena
(El corazón se habia subido allí) y
apenas salían las primeras lágrimas...
desperté.
Se asomaba media lágrima y abrí los ojos
a la penunbra de la habitación
que durante veinte años
fuera nuestro dormitorio matrimonial.
Sólo sentí la tristeza.
Una tristeza profunda e inefable.
Puede que saliera de un sueño, pero
ni quise, ni quiero recordarlo.
Era tal la pena,
tan inusual la sensación que temía
se fuera a romper como una pompa de jabón
si pensaba en palabras...
porque pensar utiliza las palabras, y eso,
aleja el sentimiento. Y yo
quería llegar hasta el borde de este cuaderno
donde tenía que escribir.
Como si fuera un naúfrago desfallecido
salvado de milagro de morir ahogado
y ahora apoyado en un lecho húmedo de arena
volvía a jadear sin pensamientos y medio vivo.
Tenía la necesidad de escribir esto, antes
que las lágrimas se secaran
porque no había entrado en el llanto;
sino, que en un principio
cuando apenas se insinuan las lágrimas
fuera del lagrimal...
desperté.
Y todavía sigo en este momento que describo,
en ese mismo sentimiento
de soledad, abandono y pena de
mi incomprensión.
Vino el dolor de sentir
ese evitar mirarme de mi hija
y ese estar de mi mujer a mi lado,
comiendo en la cocina las sobras de ayer,
mientras miraba ensimismada en la pantalla
del movil cómo una joven se maquillaba los ojos...
Haciéndome ver que yo no existo
y que lo real era el párpado del ojo
de la mujer en la pantalla.
Cero sentimientos.
Ningún te quiero
desde hace tanto...
que ni me acuerdo.

Por eso escribo esto

antes que lleguen las palabras

y desvirtúen lo real de las sensaciones.

 © GatoFénix

sábado, 7 de marzo de 2020

Vivir como si fueras, Nadie.


Sí, ya sé que no es buena la tristeza.
Pero...
Ni la pluma arranca a escribir,
 porque se ha quedado, sin "saliva".
 Por eso mi dedo índice, húmedo, ha tocado el plumín para darle ánimo, 
y que tire para adelante. 
Mientras se anegan los ojos de lágrimas,
mi pluma está seca, cómo sin palabras que merezcan la pena contarse. 
Y deberá ser cierto. 
No tengo fuerzas pera discurrir eso.
Estar solo, me anega los ojos.
Estar sin afecto, me anega el corazón.
Ver borroso, por las lágrimas, sin embargo,
aclara lo que hay en mi ser interior.
Y ahí, no veo odio, ni nada que no sea:
"un honesto hacer para estar en la línea del servicio a los demás". 
Pero dentro de este cuerpo mortal, ya tirando a viejo, parece que la soledad, como el frío, se lleva peor y, 
"este invierno" de la vida, no tiene
la esperanza de ninguna primavera. 
Es talmente, como si hubiera muerto.
Como si el Sol se hubiera quedado
En alguna parte del lado oscuro
Y no tuviera pensamiento de volver.
© GatoFénix

viernes, 24 de enero de 2020

Feliz año Nuevo 2020 Rata de Metal.





¡FELIZ AÑO NUEVO CHINO!

El día 25 de enero comienza el año de la Rata.
Es el primer año de un Nuevo Ciclo de 60 años.
La Humanidad y su Casa, la Tierra, empieza otra Etapa.
Podemos hacer especulaciones con el futuro, pero
El futuro está en continuo movimiento y por eso es desconocido e imprevisible.
El presente, que es lo que tenemos, ya parece que está sobre arenas movedizas,
Y los supuestos cimientos de muchas cosas ya no ofrecen seguridad ni garantía.
Tiempos, diría yo, de mirar cada paso que se da en todos los sentidos:
Mirar el suelo, a izquierda y derecha, detrás y al frente.
Ni siquiera sé si avanzar será ir hacia adelante o hacia otro lado porque los parámetros
Han cambiado y seguirán cambiando en lo sucesivo de tal manera que
Todo será incertidumbre.
Podemos echar mano de recuerdos pero no servirán para vislumbrar lo que llega.
Si acaso me atrevo a decir que pensemos que todo es así porque debería ser así;
Aunque no entendamos nada.
Nunca fuimos tan conscientes de que somos muy poca cosa en este plano.
Quienes piensen que todo lo que hay es lo que vemos tienen poco recorrido para mirar.
Y yo no soy quien para decirles que pudieran llevarse una sorpresa.
Como nos la llevaremos todos los que no tenemos más evidencias que las normales y tenemos: ”la inteligencia justa, que ahora dicen tanto,…para terminar el día”. 
Podemos saber que el año de la Rata es un año de prosperidad, pero, y ese es el problema,
Ya no sabemos a qué podremos llamar ”prosperidad”.

© GatoFénix 


martes, 21 de enero de 2020

domingo, 19 de enero de 2020

Escrito añejo y actual. Encontrándome en la barrica de roble. Con solera.

Le dijeron a Jesús:
–Los seguidores de Juan y los de los fariseos ayunan mucho y hacen muchas oraciones, pero tus discípulos no dejan de comer y beber.
Jesús les contestó:
–¿Acaso podéis hacer que ayunen los invitados a una boda mientras el novio está con ellos? Ya llegará el momento en que se lleven al novio; cuando llegue ese día, ayunarán.
También les contó esta parábola:

–Nadie corta un trozo de un vestido nuevo para arreglar un vestido viejo. De hacerlo así, echará a perder el vestido nuevo; además el trozo nuevo no quedará bien en el vestido viejo. Ni tampoco se echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo hace que los odres revienten, y tanto el vino como los odres se pierden. Por eso hay que echar el vino nuevo en odres nuevos. Y nadie que beba vino añejo querrá después beber el nuevo, porque dirá que el añejo es mejor.
Lucas 5:33-39

Había una vez un hombre, que podria ser yo,que pasó gran parte de su vida tratando de averiguar quién era. Por eso llegada la cincuentena decidió no saber quien era y ....vivir. Eso le dió más libertad, o al menos, así lo creía.
Casi toda su vida había vivido  en la mentira. No es que estuviera rodeado de gente mentirosa, no; los demás tenían su verdad, él era el que cegado de soberbia no admitía otras verdades. Por eso casi todo el tiempo estuvo construyrendo mentiras que le parecían compatiblescon las verdades de los demás. Era, un artista.
Después de reconocer que toda su vida había sido un fracaso, entendió la humildad y se dió cuenta que no era nadie.
No que no era nadir para algo, como por ejemplo para juzgar a los demás o para todas las cosas que se puedan imaginar; no. Vio claro que no era nadie y punto.
Lo asumió como pudo y una vez asumido llegó al medio siglo, como si fuera a nacer de nuevo.
Pero al releer esto, se dio cuenta que era otra mentira venial.
Sin embargo , por esa época, se volvió a casar y su memoria le jugaba malas pasadas. De vez en cuando, le traía el viejo miedo a las consecuenciade sus equivocaciones. el miedo a no entender muchas cosas, así como si hubiera algo que entender. Opinaba desde su libertad recien adquirida para luego darse cuenta, que no hay nada que  se deba decir; nada que merezca la vida comentar, porque todos sabemos las mismas cosas sólo que unos las manifiestan desde el servicio y amor por la verdad, y otros las interpretan desde su filtro.
Por eso si dices algo que ya sabe un intérprete, lejos de verlo, lo interpretará y lo ajustará a lo que quiera ver, según sus intereses... No es agradable la situación.
Ser libre tiene ratos de todos los colores.
La libertad lleva al silencio y se puede estar muy triste, como yo estoy ahora, pero nunca estás desesperado...porque la verdad es esperanza.
Tampoco llegas a estar abatido, porque nadie te abate. ese trabajo ya lo has hecho tú cada día un poco; que es árdua tarea la de liquidar el ego. Mira, creo que ni muerto se acaba. Esto, creo que es una verdad de esas que todos conocemos aunque no se manifieste; por eso los ataques de los demás van a ese "Talón de Aquiles" y todas las polémicas y enfrentamientos rodean la misma herida.
Si uno da con un intérprete, y lo sé porque toda mi vida he sido uno de ellos, toda conversación es pura dialéctica.
Todo queda en "ser como el aceite" que como todos sabemos...flota. Flotar es la esencia del intérprete.
Él, ese hombre del texto, era un servidor de la verdad y lo que elegimos los servidores de la verdad es avergonzarnos de haber caido en la trampa...de hablar donde no tocaba; porque sabemos que es muy difícil ajustar las palabras a la verdad de cada momento y somos conscientes que "nuestro talón de Aquiles" está ahí, donde estará siempre y en cualquier momento podemos decir algo de más.

Ahora, por ejemplo, sé que de momento, no tengo que escribir nada más, porque el resto sería literatura: entrar, como yo digo, en el bosque de las palabras y toca callar y seguir el diálogo interior sirviendo a la Verdad de Dios en todas Sus Manifestaciones...que cuesta "un huevo"...

(Era un 5 de noviembre, veinte años atrás)

Como en una patera vamos. Pura metáfora de nuestra vida.

Un océano de lágrimas lecho

Las palabras que viene de corrido
son relatos, ni pequeños ni gordos,
que llaman a las puertas de los sordos
que no quieren oír. Punto y seguido.

Quieta la mar; el corazón hundido.
Vaivenes con las olas; remo, poco;
salitre en los pulmones; piel de coco.
El sol y la esperanza se han perdido.

Los embarcó la hambruna impenitente.
Vislumbran la muerte, están fatal.
Son tan pobres que no tienen presente.

Los diluye la noche con su mal.
(Que no hay justicia, lo sabe la gente).
Chocan con la costa. Punto y final.

GatoFénix

 © GatoFénix






domingo, 27 de octubre de 2019

El vacío del presente: un poema






“El vacío del presente: un poema”

El vacío no se puede llenar con cualquier cosa; y ya está.
El vacío tiene forma, porque es el presente.
Tenemos que estar siempre buscando su forma.
Una forma que se va haciendo poco a poco a de golpe
Como un estallido, y al descubrirla, es entonces cuando
Estamos preparados para poder  llenarlo.
Nuestro peor vacío es el presente…porque siempre es
Eco del pasado.
Un pasado que a veces, nos pareció lleno y realmente,
No tuvo nada..
Digo yo que pudo estar lleno de vacíos, de desencuentros, de tristeza,
De mucha tristeza; de aparentes alegrías;
O de muertes de cosas o de seres queridos;
Incluso música y baile ( poco) que me configuró lleno de “ojos” como
Algunos quesos de color anaranjado con olor de los pies de uno mismo.
Por eso el vacío del presente es el peor, porque al llegar desconocemos su forma
Y tampoco tenemos paciencia, ni sabiduría suficientes para buscarla.
Al buscar más aún el remedio a lo que pensamos, percibimos que no la tiene.
Porque no sabemos cómo pero hay vacíos rotos que nos dejan hechos jirones
Sin compostura.
Pienso en no hace tanto.
Era la víspera de ingresar de nuevo en “el hotel de la bata de la vergüenza”.
El de la mesa fría y descarnada;
La que te acoge en un sueño sin sueños; un vacío de mañana.
Y vuelvo a escribirlo en la espera del paseo perruno en 2019.
Es Octubre a las afueras de Boadilla del Monte,
 al lado de la vía de un Tren Ligero del Oeste de Madrid;
y con las ruedas traseras del coche pisando porquerías de las que
abandonan gentes comunes y maleducadas que a poco que te descuides
te llenan de lo que tiran en cualquier momento y lugar, porque están a rebosar
de toda la basura que existe y te puedas imaginar.
Hoy es Domingo y cambian la hora, jugando los poderosos con los ritmos circadianos
De todos.
Y piensas que casi mejor sería seguir vacíos que llenos de engaños que prodigan las malas gentes para sembrar odio, desamor, desesperanza y dolor
Que al fin es lo que llena los vacíos aunque no sea estanco el recipiente
Que venimos a ser nosotros, hechos jirones,
Claro.
© GatoFénix

GatoFénix (…entre un lava y otro)