jueves, 17 de abril de 2008

comprendo (I)

Comprendo que no me comprendais.
Yo, os comprendo.
De verdad.
Tal vez,
vosotros no me veáis igual,
tal vez, ni semejante;
eso lo noto.
Pero sabed,
que yo sería sin vosotros,
que no soy mucho,
incluso, sería,
sin esa extrañeza en vuestros ojos;
sin esa mirada ausente,
mejor, entre vacía y displicente,
de los que, aun sentados y tú de pie,
te miran desde arriba haciéndote inferior.
Ese inferior que indica que no eres de los suyos,
de los vencedores.
De los que todo lo que tocan se torna alcantarilla.
Y emergiendo de las heces de este lodazal, te hieren,
en un contrapicado que escupe y envilece.
Comprendo.
Comprendo casi todo.
Aprehendo,
aprehendo lo que a mi se acerca en un instante,
y tiene el valor de mirar de frente y al fondo de si mismo.
El resto es la mentira y poco me interesa.
Abarco lo que cabe en mi,
que es casi nada comparado con la inmensidad del océano,
pero para ti, en este momento
puede ser todo y salvarte.

© GatoFénix 15 de abril de 2008

No hay comentarios: