viernes, 4 de abril de 2008

Cuando ya no viene le Ratoncito Pérez

Por un par de dientes
Al verte esa carita
con un puchero,
he subido hasta el cielo
a por dos luceros;
uno por cada diente
y sus agujeros.
He subido hasta el cielo
como una centella
para hacerte un pañuelo
con brillos de estrellas.
Traigo el arco iris
en la camisa
para borrar tú pena
con mucha prisa.
Caballito de sol,
vaca de plata,
boca de frambuesa
y dientes de nata.
He subido hasta el cielo
como la brisa
para bajarte un saco
lleno de risas.
Iría más lejos,
si hubiera tiempo,
pero más allá no se llega
desde el patio que tengo.
Apoyar la escalera, hija,
del fundamento
requiere mucho espacio
y mucho talento.
Caballito de sol,
vaca de plata,
boca de frambuesa
y dientes de nata
Esta noche la luna
vendrá a buscarnos
que nos quiere llevar
junto a su madre.
La madre de la Luna
cuenta unos cuentos
que te dejará dormida
en un momento.
Te duermes como un trompo,
rueda que rueda,
vuela que vuela,
y el dolor se derrite
como la cera,
la cera lacrimosa
de cualquier vela.
Caballito de sol,
vaca de plata,
boca de frambuesa
y dientes de nata.
Pabilos somos todos
si nos encienden
taladrando la noches
supervivientes.
Supervivientes, Sara.
con mucha suerte,
por el amor que nos nutre
en este presente.
© GatoFénix
4 de abril de 2008

2 comentarios:

Taleph dijo...

Qué bello está quedando el blog.
Gato te dejé un regalito en:
http://losescritosdeliliana.blogspot.com/
pasa a retirarlo, espero que te guste.
Liliana

GatoFénix dijo...

Muchas gracias. Estoy muy despistado, fíjate que ahora veo esto o ya no sé si lo vi en su momento. Muchas gracias

Un beso
GatoFénix