viernes, 31 de octubre de 2008

Para el día de Todos los Santos

El día de los Santos

Nos pasamos los días,
los escasos días de nuestra existencia,
poniendo etiquetas a los santos.
Santos de una vez, San Francisco de Asis,
Santos de siempre: Día de todos los Santos,
Santos de moda y de revuelo,
santos armados de escopetas,
santos de camiseta de feria,
santos economistas,
santos en las andas
de la Semana Santa de Sevilla;
santos de calendario u octavillas.

Engel y Marx en la hornacina,
de los que dijeron que no había santos que valieran.
Santos todos al fin y al cabo;
hijos de todos los dioses etiquetados y
ahora plastificados.
¿Y las Vírgenes?
Las islas y las de las advocaciones.

Buscando etiquetas,
pasamos el poco tiempo
que nos quede para vivir esta aventura y sin embargo...
El mundo de la abolición de los dioses,
nuestro mundo,
racional-psico-nacionalista,
donde poderoso caballero es...
Don Dinero, sigue erre que erre,
con el eterno becerro de oro de
Core, Datán y Abirón.

¡Que grandes historias!
Antiguas,
ancestrales,
crueles,
hipnóticas y bellas...
Siempre la misma historia...
"corrían dos liebres, seguidas de perros... (...)
- Son galgos.
- No, que son podencos...(...)"

Pendientes de fábulas, quedamos.
Buscando etiquetas para nuestros dioses
para nuestras Vírgenes, o nuestros queridos Santos.

 GatoFénix (Recordando a sus padres en el día de los Difuntos.
Ellos sabrán la verdad y tengo la esperanza y el deseo de que no los haya defraudado.

No hay comentarios: