jueves, 31 de enero de 2008

Entre el dicho y el hecho

No saldrá de la pluma de este minino
otra cosa que palabras y palabras.
Unas serán ciertas, otras acertadas;
dirán lo que conviene o lo que convino.

Pero tanto las unas como las otras
no serán sino palabras de los sueños
que embaucan con sonidos halagüeños
y seducen envolviendo nuestras horas.

Palabras, que escucha el alma transitada;
palabras, que luego brotan por el cuerpo:
suspiros y silencios de madrugada.

¡Palabras, sólo palabras! lo que vendo,
amigos. Somos palabras encarnadas
con túnicas de colores refulgiendo.

Palabras para tomar en serio, luego
somos palabras, entre el dicho y el hecho.
Palabra.


© GatoFénix