jueves, 24 de abril de 2008

Un no saber que te entra

¿Sabéis de esto que notas
que una palabra indica
que estás fuera
del corazón de otro?

Pues eso,
un no saber
dónde meterte
invade tu cuerpo.

¿Sabéis de esto que notas
que una mirada dice
que te ha sacado
de la niña de sus ojos?

Pues eso,
un no saber
donde encogerte
que al alma pierdo.

Sabéis, seguro que sabéis
que todo cambia y nada permanece,
pero ¿ a que hasta entonces
no lo sentíais de veras?

Es eso,
sólo eso lo que hay,
lo que queda de lo que piensas
que había,
aunque;
Las más de las veces
nunca hubo mucho más que eso,
en verdad.

Pues eso,
un no saber que habitas
entre creencias y fantasmas.
Un no saber,
al cabo,
dónde esconderte
plegado sobre ti mismo
en el inconmensurable espacio
de un corazón
roto:
en el vacío.

GatoFénix 24 abr. 08

Poniendo palabras a los que sienten o sintieron algo parecido y no
quisieron, o ni acertaron a escribir.
Con toda la comprensión y afecto de quien vivió esos desencuentros y
no supo contarlos, porque no había palabras.

martes, 22 de abril de 2008

Hemos tenido un premio, minino.


Premio otorgado por Carolina González Velásquez
http://caingovememes.blogspot.com/2008/04/premio-otorgado-por-benedicto-gonzlez.html
-------------
Por el calor que sus palabras siempre otorgan les paso este premio a:
http://losescritosdegatofenix.blogspot.com/
http://losescritosdemagda.blogspot.com/
http://losescritosdeanais.blogspot.com/
http://losescritosdejavier.blogspot.com/
http://elrincondekari.blogspot.com/
--------------
Este premio está sometido para aceptarlo, a las siguientes reglas:
*Publicarlo en un post haciendo relación al autor y blog de quien te lo otorga.
*Hacer un enlace al blog citado.
*Elegir cinco blogs en los que consideres similares cualidades (calidez)
que aquellas por las que lo recibes.
*Enlazar los blogs nominados.
*Hacer constar estas reglas.
Publicado por Literatura-Poesia en 20:36 1 comentarios
martes 4 de marzo de 2008

jueves, 17 de abril de 2008

También comprendo esto otro (II)

También comprendo este enfoque

No comprendo que no me comprendáis.
Yo mismo, a veces, no comprendo.
También es la verdad.
Tal vez,
vosotros me veáis igual o,
tal vez, al menos semejante,
pero no es verdad;
aunque eso parece.
Os digo:
sabed que no sería una parte de mi sin vosotros,
que no soy mucho.
Sobre todo, con esa complicidad
en vuestros ojos, esa mirada presente,
mejor dicho, interesada,
de los que, aun de pie y tú sentado
te miran desde abajo haciéndote:
mejor, más alto y mas hermoso.
Ese mejor que indica que eres de los suyos,
de los perdedores, de tejas abajo, pero
que habitas en un rincón secreto y preferido de su corazón.

A veces,
es verdad que hay cosas que no comprendo.
Sé decir que no comprendo casi nada.
(Porque uno tenía dibujado desde niño otro horizonte.)
Al fin: pedir peras al olmo.

Y en silencio aprehendo, como si respirara las cosas.
Las cosas que somos y lo que decimos.
La palanca, el bastón, el reloj de cuco o el perfume de música,
el alma de las cosas.
Aprendo de aquello a lo que yo me acerco sin miedo, y
al tiempo,
tengo el valor de mirarlo de frente,
y al fondo de mi mismo.

Abarco lo que cabe en mi,
que aparentemente, es casi nada comparado con la inmensidad del océano,
pero, para mi, en este momento,
vacío y lleno,
es todo, y puede,
una vez más, salvarme de los otros:
El infierno.
La cosa más terrible que dicen que es parte de todos.
Y todos es nosotros;
todos son ellos, y
gracias a Dios, vosotros.
El todo.

GatoFénix

comprendo (I)

Comprendo que no me comprendais.
Yo, os comprendo.
De verdad.
Tal vez,
vosotros no me veáis igual,
tal vez, ni semejante;
eso lo noto.
Pero sabed,
que yo sería sin vosotros,
que no soy mucho,
incluso, sería,
sin esa extrañeza en vuestros ojos;
sin esa mirada ausente,
mejor, entre vacía y displicente,
de los que, aun sentados y tú de pie,
te miran desde arriba haciéndote inferior.
Ese inferior que indica que no eres de los suyos,
de los vencedores.
De los que todo lo que tocan se torna alcantarilla.
Y emergiendo de las heces de este lodazal, te hieren,
en un contrapicado que escupe y envilece.
Comprendo.
Comprendo casi todo.
Aprehendo,
aprehendo lo que a mi se acerca en un instante,
y tiene el valor de mirar de frente y al fondo de si mismo.
El resto es la mentira y poco me interesa.
Abarco lo que cabe en mi,
que es casi nada comparado con la inmensidad del océano,
pero para ti, en este momento
puede ser todo y salvarte.

© GatoFénix 15 de abril de 2008

viernes, 4 de abril de 2008

Cuando ya no viene le Ratoncito Pérez

Por un par de dientes
Al verte esa carita
con un puchero,
he subido hasta el cielo
a por dos luceros;
uno por cada diente
y sus agujeros.
He subido hasta el cielo
como una centella
para hacerte un pañuelo
con brillos de estrellas.
Traigo el arco iris
en la camisa
para borrar tú pena
con mucha prisa.
Caballito de sol,
vaca de plata,
boca de frambuesa
y dientes de nata.
He subido hasta el cielo
como la brisa
para bajarte un saco
lleno de risas.
Iría más lejos,
si hubiera tiempo,
pero más allá no se llega
desde el patio que tengo.
Apoyar la escalera, hija,
del fundamento
requiere mucho espacio
y mucho talento.
Caballito de sol,
vaca de plata,
boca de frambuesa
y dientes de nata
Esta noche la luna
vendrá a buscarnos
que nos quiere llevar
junto a su madre.
La madre de la Luna
cuenta unos cuentos
que te dejará dormida
en un momento.
Te duermes como un trompo,
rueda que rueda,
vuela que vuela,
y el dolor se derrite
como la cera,
la cera lacrimosa
de cualquier vela.
Caballito de sol,
vaca de plata,
boca de frambuesa
y dientes de nata.
Pabilos somos todos
si nos encienden
taladrando la noches
supervivientes.
Supervivientes, Sara.
con mucha suerte,
por el amor que nos nutre
en este presente.
© GatoFénix
4 de abril de 2008