sábado, 5 de julio de 2008

Bendita la pasión.

Bendita la pasión


Benditos los que han vivido al pasión

Benditos los que la han sentido alguna vez

Benditos los que la sobrevivieron;

Benditos y bienaventurados los que,

además,

pudieron contarlo.

Benditos porque entenderán lo poco

inteligente que se puede hablar de ella.

Benditos, porque al cerrar los ojos

descubriran la humedad de una lágrima

rodando hasta el lóbulo de la oreja

sobre la almohada.

Entraron alguna vez en la locura y no pudieron

salir de ella sin perderla.

Tuvieron la lucidez de la locura,

o la razón de la sinrazón,

y por eso, son bienaventurados.

Y lo serán por siempre,

cuando recuperen los ojos que perdieron

y sabrán lo que es sentir con los riñones

mientras, entre los omóplatos,

un algo,

le hace elevar la nuca, como si nacieran alas

y fuera a despegar, mientras el ombligo

estalla y te disuelve en un suspiro.

Benditos los que entiendan la torpeza de mis palabras,

porque en algún momento,

que será, sin duda, eterno,

los hará partícipes del misterio de la vida de los hombres.

De aquello que la mente bienpensante

denominará: bajezas.

Bendita la pasión como destello

que no mancha, ni hiere, ni envilece

Bendita bendición que se padece

y que podemos ver con claridad,

luego,

cuando desaparece.

GatroFénix

martes, 1 de julio de 2008

Podemos...¡Pudimos!

" El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad"
Albert Einstein



Después de todo lo que está viendo uno,
este loco de la ciencia llevaba toda la razón.
Los malos sin cobertura no son nadie, pero
la permisividad de los ignorantes,
la de los cobardes, la de los tibios,
los de ni fu ni fa, la de los confusos y los confundidos,
la de los vagos listillos, los bocazas a sueldo,
los mamporreros de turno y una turba de
julais, gualtrapas lameculos y jibiones,
junto con los ambiguos
son el tremendo ejercito con el que nos toca coexistir.

El mundo tiene destellos de bondad
cuando gente
entregada y competente (con conocimiento y destreza adquirida) y humilde;
gente que cumple el principio de la máxima rectora
(ya descubierta por los mosqueteros: todos para uno , uno para todos)
como la Selección Española de Futbol
que ha llegado a lo más alto en la Eurocopa.
Y que ha hecho soñar a todo un pueblo
(un pueblo ninguneado por los políticos y sus monaguillos)
que es posible la existencia al margen de la ignorancia y de la maldad;
que era posible ganar incluso con los árbitros comprados o libremente sometidos al imperio del mal.

Y haciendo una extrapolación del evento soñamos
que venceremos nuestro miedo y que los de la tropa ayudante;
los ayudadores de la cofradía de los despistados,
que a su vez ayudan a la siguiente escala de mando y así sucesivamente,
hasta llegar donde se nos permite dada la opacidad de la trama,
terminarán dejándonos vivir en el mundo de la coherencia y la naturalidad, libres de encontrar nuestro camino,
sin que la sanción social (tentáculos de la nueva inquisición del pensamiento único) nos mutile
o nos enferme o incluso
nos mate,
en aras y en el ara de la república laica de un estado
ubicado en el mayo del sesentaiocho, entre el país de nunca jamás
y la cámara de los horrores.
Al fin sólo nos queda la palabra.
Disfrutad el momento y haced de la felicidad de todos
vuestra religión más espiritual.