jueves, 25 de diciembre de 2008

Sara Princesa

Luz
Luz de mis ojos:
microcosmos.
Universo humano:
calor.
Ilusión vibrante:
amor.

Sol de la mañana
y de la tarde.
Y en tus ojos
luz.

GatoFénix
(El minino padre, el felino)

jueves, 18 de diciembre de 2008

Me encanta cuando eres tú

Me encanta cuando eres tú
y aún más cuando ni lo sabes.
ese tú alejado de los modos de tu madre.
Me encantan esas maneras tuyas tan femeninas
que chocan con las enseñanzas ancestrales
de tu casa.
Me gusta cuando te haces: madre con nuestra hija
y conmigo simplemente mujer,
porque conmigo eres: mujer enamorada.
Lejos queda esa lucha enfrentamiento
que nace del complejo y del equívoco,
primo hermano de la agresividad
e hija de las experiencias humillantes
de la infancia.

Me gusta sentir tu piel,
más que fina, transparente
que te permite vivir
casi en el centro de todo.
Es un placer vivirte cada momento,
cuando no estás al lado de tí.
Nadie comprende
lo cerca que estás cerca
y lo lejos que puedes llegar a estar
cuando no eres tú y te vas lejos.
A veces, todo parece un sueño;
a veces, las menos, se torna en pesadilla.
entonces se ve muy claro que vuelves a tu infancia.
Regresas al calvario de tu casa.
Te invaden los ancestros,
te ahogan y confunden, te llenan de desprecios
tus hermanas.
Recuerdas la amnesia de unos años
a los que no quieres volver,
y de tanto no querer no puedes ni evocar.

La infancia es nuestro capital de vida.
En los momentos duros siempre puedes volver
y recargar las risas y hasta esnifar
os olores y los amores que nos nutrieron.
Perdiste el cofre del tesoro
y no hay mapa para encontrar un olvido.

Fotos en blanco y negro;
bodegones costumbristas del pasado,
que no llegan ni a ser secuencias
de lo que fue la película de tu vida los primeros años.

Me gusta sentir tu piel
cuando vuelves.
Y tus besos largos como el café americano
o las pastas de té con sabor a mantequilla,
y el melocotón en almibar de tu barbilla,
el pan blanco y la miel, del abrazo;
el jamón y el queso,
de eso y
la ensalada judía con mandarinas,
la buena pasta de besos, un poco vino
y de postre un capuchino,
si es tarde porque se ha hecho,
descafeinado.

GatoFénix

martes, 16 de diciembre de 2008

A dónde vamos en educación.

Aprendizaje…

cooperativo,

inclusivo/ intrusivo,

aidoano, ignorante

prepotencia de verbo aunque

supuestamente integrador,

no sexista, feminista,

homófobo, intolerante,

sin sentido, vacío,

socializante, apabullante,

alienante, activo,

inoperante,

desconcertante, inútil,

traumatizador, no traumatizante,

centrifugante, nihilista,

y progresista.

Jornadas de puertas abiertas.

¡Todo el mundo a platea!

Abierto a la ignorancia,

Intolerante con los otros;

partidista, intransigente,

deshumanizado y deshumainizante;

racional/antinatural

bisexual/asexuado,

¡Gran hermano!

Cruce de pachón y gorrino,

Tele 5

Vientres de alquiler,

¡Normalidad!

Mercantilista mercantilidad.

¡Todo a buen precio!

Plazos y si no paga con tu cuerpo.

¿no es tuyo? Puedes hacer lo que quieras.

Entero o a trozos. ¡Brutal!¿no?

¡Libertad! Faltaba la palabra

¡ostras!

¿puedes hacer lo que quieras? ¿de verdad?

¿Y comer? ¡Habrá que comer!

Digo yo,

Y aunque no lo diga. ¡Mira tú!

Modelo de persona: no gracias.

Tenemos maniquíes en las rebajas:

Todos los pesos; todas las tallas,

de todas las edades y razas.

Un/una maniquí, marchando.

¡Barato!¡ Barato!

¡Todo el género barato!

Nos quedan saldos de casquería.

Y violencia, para subir la audiencia,

 de género y de número, que no es de sexo.

Es miseria humana en estado puro.

¡Barato! Todo una consecuencia

De la ignorancia, de la pobreza,

Gotas de mezquindad y de bajeza.

Cinismo barato de mamporreros

¡Barato!¡Barato!

De profesión político embaucador.

¡Todo el género barato! ¡señor!

Hipócrita, estultizante, injusto,

De la familia Wibol.

¡Exactamente!

Un tentetieso que vendió el alma al diablo

Que dicen que es un invento, para

Someter a los demás a su criterio,

Cargado de razón. Si no ¿de qué?

¿De qué íbamos a estar así?

 

Llamó la atención de aquella zorra

Una máscara…

Le intentó hablar y no obtuvo respuesta

Y tras un rato de silencio la rodeó.

La encontró vacía

 y díjole la zorra a la máscara:

“Tu cabeza es hermosa, pero sin seso”

 

GatoFénix

(Sinceramente triste e indignado)

domingo, 7 de diciembre de 2008

Esperando la nieve del invierno

Dejando caer los silencios como palabras, miraba, a través de mi, Callada.

Volví la cabeza, pero no había nadie.
Volví a mirarla,
y le dije sin palabras,
que sólo me sentaría a su mesa.

Suspiró y dijo:
"hacia tanto tiempo..."
y me cogió la cabeza entre sus manos
y me acostó en su pecho.

Todo era calma.
Me dejó escuchar sus latidos
cálidos,
como borbotones de palabras
en la redoma
de cobre y oro puro.
Alquimia maga.

Después de tantas vidas
errantes
en el pellizco de un sueño
nos vemos frente a frente.

Ah...
Pasó un siglo en un minuto cuando nos miramos.

Un hormiguero en la espalda,
un revoloteo incierto en el hueco de uno mismo, y nos reconocimos.

Dejando caer silencios como palabras
pasaba el tiempo.
Miraba a través de mi,
callada.
Sin despegar los labios los posó en mifrente y dejó rodar su aliento por mi mejilla y acercó su oido a mi oido para escuchar unidos la mar.

Mis manos te abrazaron
te recorrían...

Tu cuerpo, paso a paso, dejó de ser un sueño perdiendo las fronteras.
Era tan poco a poco
que no sé cuándo se confundieron
ambos en el Tao.

Y el misterio
dejó sentirse
apareciendo en cada célula
una brillante estrella
dentro del abrazo inabarcable del Cosmos.

Oficiamos el misterio revestidos de luz de luna.

El tiempo se quedó quieto...
como la única hoja de una rama
que nos miraba, helada, tras la ventana.

...y así fue.
Y cerrando los ojos,
al oido te cuento para que veas,
aquel momento,
cuando nos encontramos y nos reconocimos...

esperando la nieve de un invierno.


GatoFénix
(01-12-2008 lleno de esperanza)

Tesela de dolores


A veces nuestra espalda,
Cual concha de tortuga,
Se nos muestra tesela de dolores.
Podríamos viajar,
A salto de caballo
De ajedrez, por ella
Y sentir en cada cuadro,
Blanco o negro:
Un tiempo, un cometa,
Una causa, una cometa,
Un sueño, una quimera,
Una diablesa, un abrazo,
La incertidumbre, una careta,
Un chasco, un abandono,
Un beso, el miedo,
Un pájaro, un helado,
La risa o un te quiero.
Las huellas del pasado
No nos dejan.
A veces, nos pisan los talones del futuro.
Por eso, solo a veces,
Vivimos el presente
Jugando cada turno,
En cada mano.
Pensamos que la vida es
Una loca partida
En la que todos los jugadores
de forma sorprendente
aprenden las reglas mientras juegan.

A veces,
muchas veces se termina
Sin que aprendamos nada.
Hay cosas que sorprenden.
En estas circunstancias,
Tienes la sensación
Que algunos jugadores
Juegan con ventaja.
Por eso nuestra espalda
Cual concha de tortuga se nos muestra:
Ingente mosaico de colores.

GatoFénix