viernes, 15 de enero de 2010

Y nos darán cobijo.

Gracias, Sap, porque
nos darán cobijo a todos,
en algún momento, estos paraguas tristes.
Nos darán cobijo.
No sabemos cuándo, pero
en algún momento,
nos sobrevivirán.
Ellos caen tristes y desangelados,
nosotros nacemos desconcertados, supongo,
de nuestras cenizas.

http://www.flickr.com/groups/sad_umbrellas/

Estas costillas desvencijadas
de un diáfano torax, ha de contener
más de un sueño "ikariano" sin expresar.
Eso se nota.
Se nota en sus cuadernas varadas.
Es el caso,
que los desaires
invierten el sentido de las cosas:
las subvierten.
Nos tronzan y nos astillan:
Primero somos casa,
luego cáliz o corola
(sin manos para bajar nuestra falda)
La toma de aire del suburbano, cosa tan baja,
juega con nosotros a su antojo
y devenimos en aquello.
Todo igual pero sin orden
y sobre todo sin pneuma,
una apariencia exenta de alma,
aunque no necesariamente muerta,
a veces, por cosa tan simples
como una mirada no devuelta
cuando ha nacido un fuego y no hay comburente.
Otra vez el aire.

GatoFénix
(Profundamente agradecido a Javier, a Sap y a Narci por reparar en esta "pieza" con tanto afecto. En vuestro honor se ha escrito en alcalá de Henares a 15 de enero de 2010, a las 15 y 10)

7 comentarios:

Sap. dijo...

Vaya, Gato, estas cosas llegan a emocionar. Muchas gracias por la parte que me toca, que es la suerte de que unas imágenes hayan provocado esta visita de las musas.
(He "recuperado" en este fin de semana cuatro nuevos ejemplares.)

josé javier dijo...

Si nos das todas esas preciosas imágenes, José María, te quedarás sin ninguna. Icaro, el fuego, el aire, lo inevitable. Las tengo en la cabeza. Y cuando vuelvo a entrar en el blog, las vuelvo a leer. Varillas frágiles, ilusiones suicidas, combustible, y todo eso en el mundo de todos los días, donde caminamos, y junto a la rejilla del suburbano, como tú dices, nos encontramos ese paraguas roto. Desde tu carnalidad, que reconocemos enseguida, abres puertas, una tras otra. No podemos quejarnos.

josé javier dijo...

Me apetece hablar de ti, gato, que la gente te conozca; no sé. Me parece que lo que haces es increíble...

GatoFénix dijo...

Gracias. Eres muy generoso, Jose Javier.
Un abrazo

josé javier dijo...

Hola, poeta, pasaba por aquí y he vuelto a leer tus criaturas. No pierden nada con el tiempo. Al contrario.

Josemaría García Toledo dijo...

Las criaturas tienen vida, ellas son parte de la mía, y yo formo parte de sus imágenes.

Sólo puedo manifestar mi agradecimiento por tus palabras.

Lamento no tener más tiempo para esto. Muchas cosas se quedan como bocetos virtuales en mi memoria Ram, pero hay que vivir..."primum vivere deinde ...filosofare"

josé javier dijo...

Por supuesto; no se pueden producir joyas como si fueran churros, ja ja.