miércoles, 19 de mayo de 2010

Es cosa de un momento


Se despereza mayo
"pasando"
de aquellos que miren
y comprendan.

Es cosa de un momento.

Tenemos mucha suerte.
Delante de nosotros,
girando suevemente,
va a desplegar el vuelo
de su falda, la clavelina.

Marcando una verónica;
burlandose del toro,
del poco tiempo
en el ignoto giro
de las saetas destrogiras
en la esfera de la vida.
Nos va a dar...
"la vida en punto"
ese reloj fucsia de sueños
en nuestros días oscuros
desde cualquier rincón
sin aparente dueño.


GatoFénix
Posted by Picasa

6 comentarios:

josé javier dijo...

Bueno, gracias, gato, cuando eres optimista eres de un optimismo exacto, y eso es de agradecer. El reloj fucsia, las saetas que corren siempre hacia oriente según se mire, el capote o la falda de la clavelina... gracias de nuevo

josé javier dijo...

Y no creas que no he captado la referencia al momento, al instante irrepetible, y que no me he dado cuenta de que sigues siendo un maestro en capturarlo.

GatoFénix dijo...

Del cuerpo de maestros, sí, en secundaria obligatoria en plena reconversión en Centros de Engorde y Esparcimiento. a golpe de LEY con la premura de los que se creen en la misión de "hacer un país progresista".
De lo demás, gracias de nuevo Jose Javier. La vida te da sonrisas cada día, pero tambien están los políticos para compensar. En Dios no creen, pero que esto lo están convirtiendo en un cenagal lindero con un castillo medieval en ruinas, también.

josé javier dijo...

Muy bueno lo de centros de Engorde y Esparcimiento, ja ja. Me imagino a los vástagos de la generación emergente masticando bolsas de cheetos sin molestarse en abrirlas y mirando estólidos la puerta principal en espera de que suene el timbre para galopar a su través.

GatoFénix dijo...

Tengo una ilustración, que no sé por dónde anda, en la que ya ponía en el rótulo de la escuela eso:"Centro de Engrde y Esparcimiento"...allá por el ochenta y tantos. Ya se veía venir.

josé javier dijo...

Eres un rebelde, José María, y por eso eres poeta. O eres poeta o quemas el ministerio. Una de dos.