viernes, 14 de mayo de 2010

Todavía hoy las nubes nos gobiernan

Hoy todavía, Mar, parece
que nunca llegará la primavera.
Del verano, ya ni te digo.
Alternamos los fríos y las nubes persistentes
con las oscuridades
nacidas
de las entrañas de la tierra.
¿Un vómito de asco?
La tierra en su conocimiento de las cosas,
contesta.
El cielo está de luto,
directamente triste,
como un fogonazo negro
que encoge el alma.
Parece que
ni la respiración se resuelve
de forma natural.
Un nudo en el estómago,
como pelota de hielo,
nos quita el sosiego
de la modorra de la siesta.
Incierto futuro sobrevuela,
se posa como un buho
y nos mira y nos calcula
como a una presa.
GatoFénix
(Mar, gracias por tus versos...en estos tiempos)


3 comentarios:

josé javier dijo...

Malos presagios no siempre son preludio de malos tiempos, Gato. El pesimismo puede ser estético, pero más allá de la estética, ¡nada de pesimismo!

GatoFénix dijo...

Como usted mande. El optimismo siempre es recomendable. POr otra parte..
Si hay indicios...habrá que estar atentos.
Mil veces se ha dicho que la policía no es tonta, "si hay colillas, es porque han fumado".

josé javier dijo...

Vale, vale, pero yo no sé si será por la conexión literaria, pero muchas veces tu pesimismo se me contagia, así que ya sabes, un poquito de por favor.