miércoles, 15 de diciembre de 2010

Desde que la vi


Como una muchacha,
que vive por vernos;
Ignora a su madre;
Se cambia de casa,
volcada en la suerte;
envuelta en caricias;
antorcha de anhelos.

Feliz y alocada;
cuerda de amores;
diana de aciertos;
racimos de besos;
desde que la vi...
la quiero.

GatoFénix
Posted by Picasa

2 comentarios:

josé javier dijo...

Un poema distinto. Menos discursivo, con una dimensión distinta, precedido y seguido de su propio eco. Y mientras escribo esto, el eco resuena todavía en mi memoria. Una joyita más, enristrada en tu blog.

GatoFénix dijo...

En efecto, es un bucle.
Es una sugerencia recurrente
dentro de nuestro cerebro.
Una voz en el hueco de la cabeza.