domingo, 1 de mayo de 2011

Siempre amanece...(23/12/07)

Me hice río de sangre no hace mucho
Y por él navegaba, plácidamente la parca,
tal como lo soñaba hace meses.
Un río manso lleno de meandros,
meandros cada poco,
cada nada,
meandros;
primero sangre,
luego lodo y
rozando la otra orilla
por muy poco polvo.
Llegué a ser tan poco que hasta veía
cómo se alejaba,
a cada instante,…el propio sufrimiento.
Tal vez las manos, los pies y las rodillasno fueran mías
y ya fueran de otro.
Llegué a ser sólo sudor
sudor a chorros,
y a no tenerme en pie;
y a ser llevado, mitad en silla de ruedas,
mitad lejos, con la ausencia
en la cara de pergamino,
hasta la camilla.
Una vez vuelto de este viaje
Os traigo este mensaje:
Siempre amanece.
Ya sé, porque lo he sentido,
aquello que cantó el poeta;
Y porque lo he vivido, siendo tan poco
y tanto, como
ser polvo, pero polvo enamorado.
Rozar lo que es
vivir un milagro, de milagro.
Ser
como una hoja,
que el viento balancea
caprichoso, caprichosa,
viniendo
de ser nube
a barca de un insecto
o manto de la tierra
que cruje a nuestro
paso.

Bajo la última luna llena de este otoño, dos mil siete;
En el ocaso.
Después, un nuevo nacimiento;
El portón de la Tierra menguando la luna
y el Sol con sus corceles dorados
que desliza las cortinas de la noche,
en sus extremos,
y ensancha el escenario
de este frío y luminoso día,
y …desde ahora,
cada nuevo día.
Entre bambalinas…

© GatoFénix el 23 de diciembre en 2007
(Hoy lo he recordado y no sé por qué no estaba en mi rincón)

No hay comentarios: