sábado, 24 de septiembre de 2011

Marx - Claro, Groucho... - Salut...




Tocaba ya.
Era el momento de inaugurar
el dorado tiempo del otoño.

Como siempre...de viaje.
Siempre en este eterno tiempo,
- vaya, tal vez eso quisiera -
de idas y vueltas;
yendo y volviendo constantemente,
como la "falsa moneda".

El día no puede ser más bonito.

El cielo turquesa claro,
parece de encargo a un pintor pompeyano,
con un acierto en las texturas
de seda,
con algodón egipcio en las nubes.

Es lo más alto de Cuenca.

Justo enfrente: El Sagrado Corazón,
sobre el cerro de su nombre, que,
por cierto, nunca subí a él,
después de tantos años.

Los setos verdes de charol,
esmeralda carnosa y fría,
parecen barreras quitamiedos
que nos protegen de un suelo
traidor, por resbaladizo,
proclive a un precipicio hueco
con un minúsculo Huecar, trascurriendo
al fondo, que no podría slavarnos
con sus aguas de una muerte por
estampamiento.

Veintiseis grados, como en Canarias,
con una brisa más que notable
que nos limpia el aura de la negra
semana de trabajo que dejamos ayer;
repleta de malas noticias económicas,
deprimentes enfrentamientos callejeros,
un bosque de mentiras proferidas por
todo tipo de charcutería y casquería
político-sindical manejando a la pobre gente
como si fueran polichineas.

Como es un bosque - de la Warner -
Es un bosque completo con su Robín y todo.
Este, no lleva el gorrito de Errol, pero
su discurso tiene un parecido innegable,
igualmente seductor como el conejo de la suerte
aunque parecido a Elmer, ya sin cabello,
aunque más alto, eso sí,
y sobre todo, mejor verbo.

Los guionistas de Hollyvood,
que ahora preparan campañas electorales
y después hacen, junto con los psicólogos,
los argumentarios, se emplean a fondo
en el arte de la mentira.

Igual provocan un 15M;
que lo apadrinan.
Su especialidad demoniaca, es la confusión.
Crean problemas donde sólo hay penuria.
Imponiendo "el fin justifica los medios"
llevan a pacíficos ciudadanos a la violencia,
utilizando técnicas torticeras terroristas,
o las de oscuros laboratorios de investigación
sobre la conducta humana.
Pura canallada.
Su filosofía es la de Marx; claro, Groucho,
ese de que "estos son mis princios..."
Estuve en la huelga del 1988,
hasta el final. Sé lo que digo.
Les importa la educación un pepino.
Ya tuvieron años para hacer una Ley ¿no?
Lo que sí importa es...el poder.
Pero un poder basado en la mentira
y en el miedo del pueblo, huele fatal.
Por eso aquí,
desde lo más alto de Cuenca,
me dejo limpiar por esta más que brisa
que en otoño sólo me huele a mosto en la mancha
y en este lugar, a limpio.
Sólo a limpio,
que no es poco.

Si trasladáramos en el tiempo
la Revolución Francesa...
¿Quién es ahora la casta aristocrática?

¿Quiénes han malgobernado y engañado al pueblo?

¿Quiénes subirían al cadalso?

...¿Aforados?

Tranquilos. No os asustéis.

Aquí no hay guillotina y tampoco,

gracias a Dios, pena de muerte...

Era una extrapolación provocadora
para haceros despertar.
Pensar por uno mismo, es peligroso,
pero muy saludable.
Más que nunca: "salut i força al canut"

© GatoFénix
(Dedicado a mis amigos moteros: Locos por la vida. Que alguno hay que me lee, entre viaje y viaje
¿No, Carlos?)



Posted by Picasa

3 comentarios:

Carlos Durán dijo...

A pesar de que nada de lo que dices es mentira, tus verdades no les afectan a todos estos aprendices de chacina; entonces,¿porque preocuparnos de lo que hagan si lo van a hacer igualmente?
Suerte que a nosotros siempre nos quedará la moto como reducto de libertad, y, aunque cada vez menos, cada kilometro sobre ella me permite vivir en completa paz, sin nadie que la perturbe.
Conformemonos con eso... ¿no?

GatoFénix dijo...

Totalmente, Carlos. He modificado algo, porque me ha venido así.
La ruta por Tarancón ha sido una gozada. Por primera vez al límite, porque lo necesitaba.
La moto me da la vida, y concretamete, esta.
Sólo subiendo desde la catedral, casi quemo el embrague, porque un panoli, en esa calle estrecha, se para en seco y no arrancaba...Bueno qué te voy a contar..
Gracias por tus palabras.

Carlos Durán dijo...

Si algo no me esperaba era una mención hacia mi en tu texto... Muchas gracias, pero de verdad que es un placer leer lo que escribes, porque se te entiende todo, y, aun asi, no provocas ni polemizas: simplemente opinas; y esto es algo que en este país se ha perdido totalmente. La gente, los medios, las plumas, los totems no opinan sino que sentencian, y no hay nada mas peligroso que sentenciar sin tener ni siquiera miedo a equivocarte...
Si la moto nos ha llevado a encontrarnos por estos lares, pues mañana, cuando la coja, cuando esté ronroneando mientras yo me abrocho los guantes, mirandola inclinadita en su caballete, le daré las gracias por este otro favor, uno mas de tantos, que me ha hecho.
Rafagas, que aunque prohibidas, me siguen pareciendo mas autenticas que las V's... y un abrazo.