domingo, 11 de diciembre de 2011

En el Enterprice...de viaje.

Enterprise Star_Trek

El día después de la Inmaculada, volví a "boxes".
Parece que a estos años, a la más pequeña oportunidad,
se introducen en tu cuerpo por los atrases para controlar
 el colector de escape.
En esas estaba esa mañana con el sopor de la anestesia.
Terminado el acto médico, avisan a mi esposa.
Ella ,según cuenta pasó, y a mi lado me dijo:
- ¿Cómo estás, Guille? - que así me llama cariñosamente.
...Uuuhmg. Estoy en el Enterprice...
Una pausa y sigo hablando, y que yo no recuerdo,
Ahora sé dónde ha estado Zapatero estos años.
Y no dije nada más en bastantes minutos
 hasta que desperté del viaje.
El tiempo había dejado de existir por un tiempo.
O tal vez yo tampoco existía como tal.
Ciertamente, estuve fuera del cuerpo
y no recuerdo nada de nada.
Parece que en esta historia, recorren con algo, que no se decir,
los veinticinco metros de alcantarilla con una cámara
para un documental a color.
Gracias a Dios, los decorados estaban bien.
No había desperfectos a pesar de los años
de uso.
- ¡Todo perfecto! - dijo el doctor.


Volví al cuerpo despacio.
Estaba como un cuatro.
Tumbado del costado, con una vía en la mano derecha,
detrás de unas bambalinas de dos hojas.


Ya veo a mi mujer y empiezo a oír a lo lejos,
pero no puedo moverme casi.
Poco a poco, siento las manos y el cuerpo superior.
Más tarde los pies y las rodillas...
Un rosario de sensaciones conscientes se agolpan.
Una vuelta a esta vida, al fin y al cabo, gozosa.
Tiene sus vericuetos este otro sueño, pero si hay amor,
todo se sobrelleva.


Después del ayuno y la limpieza
sabe mejor un poco de jamón,
 con tomate y aceite de oliva,
en una rebanada de pan de centeno...
un beso sabe a queso de tetilla con miel
y todo lo demás, te hace sentir el calor de la vida
con el sabor salado del mar
y el intenso aroma del café con canela.


Todavía se están riendo de lo que dije, dormido,
allí en el quirófano de la segunda.
Pero..digo yo, si el chute que me pusieron.
 era como el suero de la verdad
más lo que me metieran por donde no os explico,
lo que dije...
debía de ser verdad ¿no?
Y si no lo primero, desde luego, lo segundo.
 Es lo menos.


© GatoFénix

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este lector tuyo se ha alegrado al recibir la noticia saludable sobre tu salud.

azx

GatoFénix dijo...

Muchas gracias.