sábado, 31 de marzo de 2012

Viernes de Dolores: España

Hoy viernes de dolores.. de parto,
de Medos y Partos.
Medos de los remedos de una huelga
mal parida y sin sentido,
llena de mala uva de unos "capos"
que no me representan desde
que dejé de abonar mi cuota en UGT
allá por la huelga del 84, creo,
y creo que fue una huelga indefinida,
en toda regla.
Huelga laboral, justificada laboralmente
y por la calidad de la educación;
y por la reivindicación ... que
a igual trabajo, el mismo salario.
Fue la última vez que se rieron de mi.
Descubrí que iban en otra dirección.
No conocía, en mi bisoñez, su lado oscuro patrimonial,
ni sus más oscuras intenciones;
ahora sé fehacientemente, que no son más
que una mafia - "la ley del silencio" -
legalmente permitida por un sistema político
pergeñado en contra del pueblo llano - "la conjura
de los nuevos necios" -

Sigo ganando menos que mis compañeros
de Instituto, haciendo las mismas horas,
con los mismos cursos, 28 años después.
Ningún sindicalista ha reparado en ello.
Están en otra cosa,
en su pesebre y en las tragaderas.
A los demás, que nos parta un rayo.

No saben lo que es respetar la libertad del otro,
no es que lo hayan olvidado, nunca lo han practicado.

Agobian algunas escenas de ayer:
"Mi mujer ha malparido,
trabajo perdido" - frase típica manchega,
que debe saber bien, Cayo Lara,
natural de Argamasilla de Alba.

Por hoy es bastante, se me agría el ánimo
cuando se me viene a la mente,
asociando a este personaje y a su cuadrilla,
cómo, sus correligionarios de CCOO
están "puteado" a mi hermano en el trabajo,
"porque no es de los suyos" y así se lo "hacen saber,
 cada vez que se aburren".

Está de bombero y no cejarán hasta que lo echen.
Conozco su "compañerismo",
su "ecuanimidad",
su "generosidad",
su fanatismo,
su crueldad,
su cinismo,
su cobardía e incultura.
Es, "la ley del silencio" pero en tecnicolor
y sin Marlon Brando.

Lo dijo Felipe González, en una entrevista.
El mismo que en el ambón de la plaza de toros
de Alcázar de S. Juan, en un mitin;
se metió al respetable en un bolsillo
con sólo abrir la boca;
ahora, sin mirar a cámara y rodeado de bonsais, lo dijo:
- "Sólo hay que saber elegir con quién
se toma uno los cafés".
Y eso hago. Al pie de la letra.
- Yo, un café bombón...y a quienes me leen,
sirváselo como ellos gusten.
Un placer, vuestra compañía.
¡Salud!

© GatoFénix




No hay comentarios: