lunes, 11 de junio de 2012

¿Las comparaciones son odiosas?

Creo que todo es apariencia porque,
si no lo fuera, sería terrible.
Las cosas no deben ser lo que parecen
porque nos volveríamos locos si
fueran ciertas las apariencias.
En este remanso de la historia,
en este momento, tenemos un escenario
lleno de palabras y de dichos
que se han abierto camino a codazos
y se han quedado a gobernarnos.
El Mal con mayúsculas.
Una de estas cosas es "lo de las comparaciones";
eso de que son odiosas las comparaciones.
¿Lo son? ¿Verdaderamente lo son?

Pues qué bien que no comparemos.
Pues qué bien que cada caso es cada caso.
Pues qué estupendo que no comparemos.
Pues qué carta blanca se da  a los injustos.

¿Verdaderamente no se puede comparar?
¿Porque es odioso?
¿No es odioso que en un examen te puntúen
menos que al de al lado...poniendo lo mismo?
Verdaderamente son odiosas las comparaciones.
Las comparaciones que dejan al descubierto
las arbitrariedades.

El mal es terrible.
Os lo aseguro ¿lo sabéis?
Ya lo creo...
Seguro que os suena todo esto.
¿Y la impotencia?

 © GatoFénix

 

No hay comentarios: