martes, 12 de junio de 2012

¿Son odiosas...? II

Los criados en la Verdad, sus buscadores,
nos afecta caminar entre mentiras.
No son mentiras de andar por casa, no.
Son mentiras con mucha enjundia.
Una mentira corriente y moliente
casi nos acerca a otra verdad desconocida.
Travesuras humanas de nuestro niño
que no acaba de hacerse mayor.
Juegos de espejos en los que nos miramos
y que nos reflejan, a veces, tristes;
a veces, medio sonrientes.
"Mentiras piadosas" otras alternativas
en el atolladero en el que nos metemos
nosotros solos.

De lo que hablamos es de la ingeniería verbal.
De esas acepciones espúreas de los términos.
Esa alteración de las leyes consensuadas y conocidas
que sólo desde la perversidad, han conducido a la confusión.
Ese mundo de sombras, esa república mal entendida
que no es sino el reino de la incompetencia.
El daño han sabido perpetrarlo;
han elegido a los más débiles, a los niños.
"El desgobierno de la mente es el peor desgobierno".
Vaciar los conceptos de contenido
bazuqueándoselos, de vasija en vasija,
con la insolencia, estampada en la cara,
de quien no ha conocido la vergüenza
por haber sido elegida para tan alta misión
desde la cuna:
¡"romper la estructura profunda de la gente"!

No se ha reventado España sólo
en sus taifas medievales,
se ha dinamitado desde la lengua;
se ha confundido una nación desde
los provincianismos egoístas de los peones de negro.
Han sido veinte años, al menos, de meticulosa
inoculación de la imbecilidad desde
el nuevo pensamiento único.

Han copiado los métodos inquisitoriales
de todos las dictaduras padecidas por el hombre.
Nerón-Goebbels-Lenin-Mao-Torquemada;
Esperpento, crueldad, manipulación, destrucción de la cultura,
fanatismos y miserias impuestas por des-almados.

Tiempos de gastos en obras faraónicas, en autovías innecesarias,
en macro aeropuertos sin utilidad, en super edificios inacabados;
todo proyecciones del ego vulgar del hombre soberbio y codicioso
de toda la vida de Dios.

En el reino de los eufemismos ya es imposible, por ley,
decir la verdad.
Cada verdad esta debidamente etiquetada
en los "argumentarios".
Junto a lo que no es políticamente correcto,
un constructo de descalificación demoledor
orquestado por los medios de difusión del poder
y su gabinete de psicólogos, sociólogos
de la mejor escuela del Imperio.

Asesinos pillados in fraganti son presuntos;
robar es uso indebido; insultar es libertad de expresión;
reclamar un padre el derecho de visita a su hijo es acoso.
Y así un largo listado que llenaría varios folios.
...¿Que has recibido una patada en los testículos por no ser "como es debido"?
Pues han sido tus testículos los que han agredido al pie
de un ciudadano que estaba ejerciendo su derecho a expresarse libremente.
Que se quema la bandera de todos los españoles, ejercen un derecho.
Que alguien, como yo, dice esto, que soy un radical.
Y se quedan tan frescos..

Es odioso decir estas cosas ¿no?
¿No es más odioso que sean verdad?

"Divide y vencerás" ¡Que verdad es!
Adoran a Maquiavello.
Es su libro de cabecera.
Han eliminado Santos enormes como S. Francisco de Asis
y han subido personajes, como este Maquiavello, a los altares.
"Mano de hierro en guante de seda"
Que no falte vaselina. Todo entra con la dosis adecuada.

"Impagable la labor de los mamporreros en esta historia"
Personas inteligentes, carismáticas, guapos y guapas,
ilustrados, doctores, banqueros, periodistas y demás seductores,
que han vendido su alma por menos de veinte monedas.
Traidores al hombre.
Trileros, avaros con cara de ONG
con  la marca de la Bestia entre las cejas.
Y todo el desastre de una nación, de un gran pueblo
a cambio de qué.

© GatoFenix

No hay comentarios: