martes, 17 de julio de 2012

Deep Purple - Smoke On The Water HD 1973 (Live in USA)




No es sino la otra cara de la luna en esta noche
cuando girando siempre a la vez
que nuestros pensamientos,
apenas en un descuido, volteamos la cabeza
 y vemos,
casi nada,
una rendija de luz;
el pómulo de una bella mujer
eterna y fría: cuerpo enamorado adolescente.

Supuestamente enamorada, distante,
llena de huecos y de misteriosos
vacíos  insondables.

Ciclos ocultos que viajan como el viento
de una tormenta de verano.
Humedad de invierno, fuera de tiempo,
que nos hace sudar a su abrigo.

Como si el vidrio hubiera sustituido nuestra piel
quedamos transparentes en un lienzo blanco
totalmente desconocidos con el estómago arrugado.

Esa primera vez que nunca querría nadie.

Ajenos y embarcados en el inexperto esquife
del amor primero, en el piélago de Finisterre.
Nos da miedo la mar salada
cuando la noche nos abraza con su capa torera...
en un farol, 
ceñidos al toro del silencio.

Somos de tierra adentro,
de tierras con mares internos,
de aguas fluviales y de olas de espigas.
Tiempos estos de hondas reflexiones y de suspiros;
tiempos de recuerdos, que llevan años dormidos
en la embriaguez, del tiempo pasado
pisando las arenas movedizas de la inexperiencia.
Incertidumbre, porque, todavía, no sabemos si el tiempo
nos hizo sólo viejos.
Zozobra e incertidumbre.

La tierra baldía de las ideas falsas sostenidas
por el esqueleto endeble de las palabras interesadas
con los múltiples engaños, de los de siempre.
Ahora, después de todo lo pasado, nos da miedo
ese mar de gentes irracionales,tan bien engañados, 
también, que no ven más allá de sus narices.
Tan bien que es también;
Verdaderamente, el infierno son los otros.
Los otros, convertidos en los "unos" de Atila
bajo esa otra capa  que todo lo tapa
que es la masa.
La masa crítica, por acrítica e indolente.
Ese punto de inflexión que nos lleva al no retorno.
La cara oculta de la luna, el eterno femenino,
ahora convertido en género, sin sexo claro,
y por qué no decirlo, en número.
Veremos cómo amanece el mañana.

© GatoFénix



No hay comentarios: