sábado, 10 de noviembre de 2012

" Una celosía de sueños" Andrea Bocelli - Las Hojas Muertas (Les Feuilles Mortes)



"La lluvia tras los cristales"...
cae incesante formando círculos
cada vez que hiere la superficie
encharcada del patio de recreo.
Las hojas del otoño caen
de vez en cuando y quedan
medio levantadas como la vela
de un balandro a punto de naufragar.
Al otro lado de la pared del aula
suena el golpeteo sincopado
de un metalofón y una voz femenina
que está explicando algo sobre aquello
formando una madeja de otoño total.
Notas graves y agudas se alternan:
clong...cling,clong; clong...cling,clong
y luego una letanía de palabras huecas.
- Ensimismamiento/ enmimismamiento -
Un metrónomo otoñal para marcar
la melodía de un tiempo plúmbeo y triste.

2012; dos, cero, uno, dos; 2012
clong...cling,clong: el 2012

Devuelvo mis ojos al patio
y enfocan la valla metálica del borde que acota
el campo de butbitol, ahora vacío.
En cada celda romboidal, una lágrima
a punto de caer al compás de las notas.
Cada vez, vuelven a retener el agua
que se desliza insistentemente
por los alambres inclinados.

Entre mi ventana, abierta, y el fondo
una cortina casi vertical, como de cabello de ángel.
El agua que baja, de Dios sabe dónde,
forma una veladura impresionista
sobre los árboles y los graffitis de la tapia.

Mi mundo interior, esta mañana, se parece
al Puerto Seco tras las tapias, tras las vías del tren.
Grúas amarillas "trasegando" contenedores empapados
semejantes a grandes tarugos de colores,
de una arquitectura monoforme que me recuerda
a aquella, multiforme, con la que jugaba hace...
una pila de tiempo, levantando fachadas
o acueductos inestables infantiles,
sentado, en una estera o en una toalla vieja de baño
de color que fuera rojo y agujereada,
esperando resignado
que el invierno pasara sobre nuestras cabezas
sin muchos daños colaterales...
En esto, pasa un cercanías de dos pisos
que coincide con un hermano pequeño,
siempre pasa, que me tira la casa
- una celosía de sueños, más que otra cosa -
Al cabo de un tiempo sin sentir
que pase nada, huelo la humedad del aire.
Cuando suena el silbato de un mercancías,
oígo en el pasillo, el escandaloso timbre que anuncia
el cambio de clase, acto seguido...
como una estampida en los chiqueros.

© GatoFénix

No hay comentarios: