sábado, 10 de noviembre de 2012

LANA DEL REY-BLUE JEANS



Casi todos los muros son humo

Humo infranqueable son las creencias.
humo, al fin los pensamientos negativos.
Vacío el tiempo del sentido.
Vacío el sentido del tiempo.

Luchamos con fantasías interiores imbatibles.
Luchamos porque no nos queremos como somos,
un sinsentido, renegar de aquello en lo que nos han convertido
nuestras elecciones.

Una mentira tras otra mentira
construye el muro infranqueable de lo que llamamos
nuestra verdad esencial, nuestro ego..
Un ego que nos hace irreconocibles ante el espejo
de los otros.
Una mentira tras otra mentira nos aleja
de nuestra madre nutricia
o de nuestro padre protector.

La soberbia es el desconcierto del ser
que hace que corramos hacia un lugar
que no existe porque  Dios, en su infinita bondad,
no nos permitió que lo creáramos porque, sospecho
y mucho me temo, que es el mismo infierno.

No lo sabemos, pero nosotros somos, o podemos llegar a ser,
el infierno de los otros.

El hombre por su naturaleza
es el único ser que puede ser estúpido.
En eso somos muy superiores a los otros animales
y a las plantas.

Nuestros pensamientos hacen que no comamos ni bebamos,
o lo hagamos en exceso, desoyendo el hambre y la sed natural
hasta creernos estar fuera del cuerpo.
Nuestra soberbia desoye cualquier ley natural y
se inventa cosas a las que llama genialidades,
porque está en su derecho.

Somos de lo que no hay. Eso, sí.
Todo es un humo espeso como un muro que nos oprime;
Todo un juego de fantasías propias o ajenas
que nos impide básicamente sentir.
Ya, una vez insensibles, nos creemos dioses.
Cuando en realidad no somos más que
unas pobres personas.
Crueles, eso sí, e infelices, porque
nos impedimos vivir la armonía del todo;
el agradecimiento amoroso ante las cosas recibidas;
y, la alegría de estar vivo y, de hacer felices
a quienes nos rodean.

Pero no vale inmiscuirse en las decisiones de los otros;
como tampoco debemos dejarnos arrastrar por ellos
- que es muy difícil este equilibrio -
No hay amor en la ignorancia de ahogarse juntos.

A veces, son las palabras las que crean cortinas de humo;
no es bueno fumarse las verdades que luego el miedo
nos impide encender el ventilador para que todo se disipe,
o no hay luz eléctrica en ese momento.

Y luego es tarde.
Que esa es otra.
"Después de burro muerto, la "cebá", al rabo"
- Versión manchega que transita entre
el don de la inoportunidad, el confesionario,
y el muro de las lamentaciones.

© GatoFénix



" Una celosía de sueños" Andrea Bocelli - Las Hojas Muertas (Les Feuilles Mortes)



"La lluvia tras los cristales"...
cae incesante formando círculos
cada vez que hiere la superficie
encharcada del patio de recreo.
Las hojas del otoño caen
de vez en cuando y quedan
medio levantadas como la vela
de un balandro a punto de naufragar.
Al otro lado de la pared del aula
suena el golpeteo sincopado
de un metalofón y una voz femenina
que está explicando algo sobre aquello
formando una madeja de otoño total.
Notas graves y agudas se alternan:
clong...cling,clong; clong...cling,clong
y luego una letanía de palabras huecas.
- Ensimismamiento/ enmimismamiento -
Un metrónomo otoñal para marcar
la melodía de un tiempo plúmbeo y triste.

2012; dos, cero, uno, dos; 2012
clong...cling,clong: el 2012

Devuelvo mis ojos al patio
y enfocan la valla metálica del borde que acota
el campo de butbitol, ahora vacío.
En cada celda romboidal, una lágrima
a punto de caer al compás de las notas.
Cada vez, vuelven a retener el agua
que se desliza insistentemente
por los alambres inclinados.

Entre mi ventana, abierta, y el fondo
una cortina casi vertical, como de cabello de ángel.
El agua que baja, de Dios sabe dónde,
forma una veladura impresionista
sobre los árboles y los graffitis de la tapia.

Mi mundo interior, esta mañana, se parece
al Puerto Seco tras las tapias, tras las vías del tren.
Grúas amarillas "trasegando" contenedores empapados
semejantes a grandes tarugos de colores,
de una arquitectura monoforme que me recuerda
a aquella, multiforme, con la que jugaba hace...
una pila de tiempo, levantando fachadas
o acueductos inestables infantiles,
sentado, en una estera o en una toalla vieja de baño
de color que fuera rojo y agujereada,
esperando resignado
que el invierno pasara sobre nuestras cabezas
sin muchos daños colaterales...
En esto, pasa un cercanías de dos pisos
que coincide con un hermano pequeño,
siempre pasa, que me tira la casa
- una celosía de sueños, más que otra cosa -
Al cabo de un tiempo sin sentir
que pase nada, huelo la humedad del aire.
Cuando suena el silbato de un mercancías,
oígo en el pasillo, el escandaloso timbre que anuncia
el cambio de clase, acto seguido...
como una estampida en los chiqueros.

© GatoFénix

"Una celosía de sueños"Andrea Bocelli - Las Hojas Muertas Autumn Leaves Les feuilles mortes HQ




miércoles, 7 de noviembre de 2012

La crisis española desde un punto de vista diferente



 
Hay algunos detalles que se deberían completar con esmero.
No se habla de los verdaderos lastres: "zapaterismo-rubalcabista-amarianado"
 y cómo no.
Hay más, mucho Más.
Más por todas partes,
por todas partes más;
Más por menos: "Al menos dos generaciones o más,
con el cerebro lavado y centrifugado"
¡Lastima de educación!
Por fin, la mentira se revela
y ya es la verdad oficial;
imparable deriva planificada y ejecutada
meticulosamente.

Siempre se cumple:
Se empieza siendo complaciente con los perversos,
y se termina siendo injusto con los honestos.

© GatoFénix (Sólo estos pequeños apuntes)

lunes, 5 de noviembre de 2012

Las caras de mi otoño cercano.















Es mi otoño cercano.
Estampas interiores que muestro.
Colores sobre texturas y paisajes.
El viaje en estación de nueces y castañas.
Los níscalos son mi infancia 
de enano mudito, gruñón, sabio...
sin Blancanieves.
El penoso ahora, lleno de brujas
con verdes manzanas envenenadas 
- mordisco incluido -
brujas que nos dejan inermes;
brujas como todas las brujas
que llevan la cara llena de su propio cuento.
Asombrosos tiempos, en este otoño;
tiempos, para nada mágicos, 
que se ciernen inconscientes
de la porquería que nos nutre, a diario, 
en el trabajo, en el paro,
en la calle si hay sitio,
en nuestra casa, que es del banco;
en nuestra vida hipotecada
por aprendices de mamelucos,
fanáticos de su ego,
del que han hecho patria,
tirando de vileza, mendacidad
y cicatería.

Los níscalos, de ahora, despiertan
al Gruñón y al Sabio,
que el Mudo, lo tendré que ejercer
mañana en clase, como hace unos días
- unos cincuenta minutos esperando silencio -
o tal vez, tenga que ejercerlo en algún despacho, 
si me reclaman amablemente,
para reverdecerme
los tres monos sabios:
Oír, Ver y Callar...
invitándome a concursar
o a jubilarme porque
no soy de los suyos.

© GatoFénix

Sin imagenes, queda así en Vecindiario.

Es mi otoño cercano.
Estampas interiores que os muestro.
Colores sobre texturas y paisajes.
El viaje en estación de nueces y castañas.
Otoño entrañable
íntimo y personal otoño.
Los níscalos son mi infancia 
de enano Mudito, Gruñón-Sabio...
sin Blancanieves.
El penoso ahora, lleno de brujas
con verdes manzanas envenenadas 
- mordisco incluido - non rodean.
Brujas que nos dejan inermes;
brujas como todas las brujas
que llevan la cara llena de su propio cuento.
Brujas que algún día tuvieron aspecto de hombre.
Eslabones perdidos a caballo entre
lo uno y lo siguiente: como lobby.

Asombrosos tiempos, en este otoño;
tiempos, para nada mágicos, 
que se ciernen inconscientes
de la porquería que nos nutre, 
a diario, ya siempre...
ya en el trabajo, ya en el paro,
ya en la calle, si hay sitio;
ya en nuestra casa, que es del banco;
ya en nuestra vida hipotecada
por aprendices de mamelucos,
fanáticos de su ego,
del que han hecho patria,
tirando de vileza, mendacidad
y cicatería proverbial.

Los níscalos, de ahora, despiertan
al Gruñón y al Sabio,
que el Mudo, lo tendré que ejercer
mañana en clase, como hace unos días
- unos cincuenta minutos esperando silencio -
o tal vez, tenga que ejercerlo en algún despacho, 
si me reclaman amablemente,
para reverdecerme
los tres monos sabios:
Oír, Ver y Callar...
invitándome a concursar
o a jubilarme porque
no soy de los suyos.

© GatoFénix





sábado, 3 de noviembre de 2012

★AUTUMNAL FACE - POEM: SNAIL - COMING HOME by Robert Haig Coxon





_________________________Ahora resulta que el otoño que acaba de comenzar
ha dejado atrás el día de Todos los Santos con una fiesta en la que los tiempos negros
no acaban.
¡Tremendo día de Difuntos!
Mis más sinceras condolencias a los familiares de las víctimas;
mi apoyo y mi oración para las pobres víctimas de esta penosa fiesta.
En este país siempre hacen falta víctimas mortales para empezar a andar.
A veces ni por esas.
Este país casado con la muerte tanto tiempo
ha quedado insensible para no morir de dolor.
En este día, 2 de noviembre, se homenajean a nuestros familiares fallecidos.
Parece que en la tradición exotérica hablan de que se abre una puerta,
que nos comunica con otros mundos.
Ellos nos visitan y se acercan a nuestras lámparas encendidas.
Nosotros los recordanos con cariño y les deseamos el cielo.

© GatoFénix