jueves, 19 de diciembre de 2013

16 de septiembre: primera reflexión

La primera pobreza
ya no sé cual fue.
La última, sin duda, jubilarme.
Jubilarme después que España
haya sido saqueada, dicen que,
por ideólogos ambiciosos
metidos a síndicos y a políticos.

Hice lo que creí conveniente.
Saqué mi oposición confiando
en la Ley;
confiando en los gobernantes;
confiando en valores como la justicia,
la honradez, el trabajo, el ahorro...
Así me enseñaron mis padres y maestros.
Creí todo eso y aún más
llevado de la ilusión y los pocos años,
hasta que hace poco...
-aunque la cosa viene de lejos -
Fui engañado como casi todos
los pobres de siempre.
Políticos, banqueros y jueces
todos confabulados contra el hombre
y la Tierra.

La primera pobreza
ya no sé cual fue.
Esta, que la tengo reciente,
se une a vuestras pobrezas;
todas, traídas por quienes algunos
creímos nuestros amigos.

Aquellos que se lucraron y crecieron
con nuestras aportaciones, nuestras ideas,
nuestro sudor y con nuestro corazón,
que ya es ser canallas.
A su incultura le dieron el barniz de la modernidad.
Nominaron nuevamente las cosas
y en su desfachatez, arropados
por otros miserables, algunos inteligentes
a la par que perversos,
perpetraron y siguen perpetrando
la ignominia de las ignominias
que es sacralizar la mentira
incumpliendo normas y "Más" normas;
estas gentes sin palabra, para acabar
enfangándolo todo con odio
en el ancestral y actualizado grito:
¡¿Quién como Yo?!
Al más puro estilo
de Lucifer, arquetipo de la soberbia. (Salmos 18:14)
 Pecado del que se derivan todas las desgracias.

Han convertido la Tierra
en un infierno: su feudo o cortijo..
Acallando y embruteciendo
a las víctimas con la zafiedad
de sus poderosos y apesebrados
medios de comunicación goebels-ianos.
Acaece un "1984" en este 2013
reeditando "La vida de los otros"
- ahora que ha sacado a colación
lo del muro de Berlín
Lord Voldemort.

© GatoFénix (el 18 de diciembre, aunque escrito cuando titulo, porque hay cosas que requieren un tiempo para digerirlas: las pérdidas, la tristeza, las enfermedades, la desesperanza, el miedo, la impotencia, etc.)

No hay comentarios: