viernes, 6 de diciembre de 2013

A mi manera.




Es la mascota de mi hija.
Despierta la ternura y mi admiración.
Es graciosa, pequeña, metódica y silenciosa.
Va a su bola todo el tiempo y nos enseña todo el tiempo
la grandeza de la discreción.

No hay comentarios: