sábado, 28 de diciembre de 2013

La matanza de los inocentes, desde Herodes.




Hoy, día de los Santos Inocentes,
se conmemora en la iglesia Católica,
la matanza perpetrada, por los soldados
cumpliendo órdenes del  Rey Herodes.
No fuera a ser, que tal como le habían contado,
los Magos de Oriente, el Niño que había nacido
en esas fechas, llegara a ser Rey de los judíos.
Ya sabemos "que el ladrón cree ... "
Es lo que él hubiera hecho, parece que 
el poder desde siempre ha temido perder el "sillón".
Bueno. 
Pues de algo tan cruel como esa matanza,
que según los historiadores, aunque no confirmada,
es perfectamente acorde con la crueldad que le era propia
a semejante personaje histórico.
De esa barbaridad, digo,  el hombre de nuestro entorno
y en hispanoamérica saca lo de las inocentadas.
Esa manera tan zafia de burlarse del otro,
que antes era cosa de un día, el 28 de diciembre,
y ahora,
es cosa de todos los días en la casta política
y entre los mamporreros y apesebrados de los medios.
Los medios, como en el ruedo, este ruedo taurino
en el que nos torean sin estilo ni gracia, esos
 entre los que ya no se lleva por cruel;
en determinados entornos 
que ni pestañean ante el asesinato y el escarnio 
de otros inocentes personas humanas, niños,
con tal que sean de los "infieles"
o de los cavernarios, como yo;  esos 
que no piensan como ellos, gracias a Dios.
El Incomprensible y Eterno, el que no podemos
alcanzar con nuestro pensamiento limitado.
Tan incomprensible que, en estas fechas,
celebramos que se hizo carne y habitó entre nosotros.
Verdaderamente, algo de locos,
entiendo.
Divino Loco que dijo que había que perdonar
y que por eso y sólo por eso sufren en silencio,
víctimas de terroristas, sicarios
de los nuevos herodes,
amigos de fariseos y sumos sacerdotes,
(sotana negra como la pez)
lengua de serpiente, que
retorciendo el evangelio
han engüerado huevos de serpiente
para amedrentar, estorsionar y encizañar la sociedad
(desde sus respectivos púlpitos y ambones)
a una población, antes ingénua, luego embrutecida,
para: "divide y vencerás", a sabiendas,
que están haciendo un flaco servicio a España
y están poniendo en bandeja un país
a los especuladores de los mercados
y a enemigos declarados o soterrados que
"nos tienen ganas" desde hace siglos.
Ya desde niño, que fui consciente de todo esto,
maldita la gracia que me hacen estas jeringoncias
propias de este ser involucionado
en que se ha convertido el "hombre".

© GatoFénix

No hay comentarios: