sábado, 28 de diciembre de 2013

La rabia.

La rabia que da la impotencia.
Notas que tu ser empieza a descomponerse
por dentro, a la altura del estómago;
de ahí a las manos que tiemblan y sube a la garganta
y te hace un nudo que te ahoga;
te nubla los ojos y tiemblan las piernas
hacia los lados;
te mesas los cabellos,
pasas las mano una y otra vez
desde la frente a la nuca;
resoplas; miras a uno y otro lado:
Maldices en silencio, vociferas,
llegas a blasfemar en la cresta de la ola;
miras dentro; miras fuera; miras al infinito...

Llegado a este punto dices dos mil trece
¡Cómo hemos podido llegar a esto!
No es una pregunta, es una exclamación,
una terrible afirmación que, no por sorprendente,
no era algo esperado y anunciado desde hace tiempo.

La rabia que da la impotencia te descompone
por dentro y por fuera.
Sabes que todo es un experimento demoníaco;
somos presas de unos psicólogos de libro.
Gabinetes del doctor Caligari.
Estos nuevos curas entronizados
por los que enterraron a los otros.
Sacralizados por, los sin escrúpulos.

La rabia de la descomposición de los pilares
del hombre y de la Tierra.
La rabia, fruto de la humillación permanente.
La rabia del conocimiento de la verdad que ocultan.
La rabia de la desfachatez y el cinismo circundante.
La rabia de saberse transformado en un subproducto
humano preparado para ser descalificado y desechado.

La rabia de la derrota; la rabia de la burla permanente;
la rabia de ser burlados por seres abyectos,
tontos de capirote endiosados por su utilidad
al sistema; inflados como globos, enriquecidos,
elogiados, llevados bajo palio o en silla gestatoria;
los demás, burlados, engañados vamos en volandas
en este fin de año lamentablemente perverso,
donde la codicia de los poderosos, incluso los circunstanciales,
andan restregándonos su impunidad por todos los medios
y a todas horas.

La rabia que nos han transmitido las ratas de alcantarilla:
- "Hay que tensionar" - decía un insigne e inolvidable ex
 (si nace más tonto, nace cueceleches)
Este belfegórico personaje y toda su recua
puede que consigan lo que tanto desean:
Una guerra.
- ¿Piden una guerra? ¡Por Dios!
¿ Esta gentuza ni hombre ni mujer que nos inunda?
No puede creerlo ¿Y qué pinta en una guerra un insumiso?
¿Cómo han podido estos/estas con la escusa de Franco
colocar a un país al borde de enfrentamientos fratricidas?

Yo hice la mili como Dios manda.
La hice como servicio a la patria. Como hijo de funcionarios.
Era mi obligación y la cumplí.
Murió Franco, estando yo, de imaginaria
en Alcantarilla, Murcia.
Lo oí por el transistor.
La Marcha verde y todo eso,
fijaos mi prevención ante las marchas verdes.
Serví a mi patria sin servilismo. Con honor.
(Ya sé que habrá gente que no lo entienda)
Hubiera muerto por España, pero...
No quise pertenecer al ejercito de Franco, ni de Cabo,
y pude ir de Alférez de Complemento.

Y ahora una panda de cobardes...
 ¿O, cómo se llama el que mata a traición?
¿Que les dijeron los romanos a los que asesinaron a Viriato?
Por si alguno no lo sabe:
- "Roma no paga traidores"
¿Y estos nos quieren meter en un enfrentamiento?
Provocación tras provocación,
incumpliendo sistemáticamente la Ley.

¿Esto es, la qué? ¿La izquierda? ¿El partido comunista?
¿La internacional socialista? ¿Los republicanos de Robespierre?
¿Los Rousonianos? ¿Los buenistas de "cantimpalo"?
¿Esto? "Obsérvese, género neutro"
¿Los/las del "género"?

La rabia de los hombres, ahora adormecida,
podría quedar a flor de piel.
¿Y entonces qué?
¿Algún cerebro de estos de las trece matrículas de honor
sabe quien gana de todo esto?
- ¿Me va a decir que el pueblo?¿qué pueblo?
¿Nosotros?¿Los de a pie?¿A los que nos han robado y engañado treinta años?
¿Es mejor que desaparezca España, acaso?

Deben estar algunos, y no precisamente de España,
frotándose las manos.
Por el Norte y por el Sur.

Concluyendo:
Este año es y será el año de la cobardía y de la traición
por los siglos de los siglos.
De ahí, nuestra rabia contenida.

© GatoFénix

No hay comentarios: