domingo, 15 de diciembre de 2013

"Pata" Nada es tan dulce


Nada es tan dulce como tú.
Volver a ti desde el otro lado
es dormir sumido en tu seno
protegido, caliente y abrazado.

Nada es tan dulce
ni lleno de equilibrio
que ser uno en ti
ignorante del mundo.

Tenemos todas las hojas por los suelos. 
Los árboles
pierden los papeles cada año
y quedan sin partituras
las cuerdas de las arpas
de sus ramas, tal que ahora, 
los pájaros posados en ellas
parecen negras, en lineas de pentagramas,
que no suenan.

Volver a ti después del viaje
justifica la vuelta de la vuelta.

Nada es tan dulce
ni lleno de equilibrio
que ser uno en ti
ignorante del mundo.

Volver al calor del hogar siempre
empaña los cristales helados del alma
que vuelve llena de campo y humedad
de rocío. 
Del rocío que andaba como yo
y al mismo ritmo de marcha, diluyéndose
en infinita tela de araña tendida al Sol
regalando a la vista una cosecha de estrellas;
Deslumbrante.

Ahora ya somos todos en casa.

 Afortunados,
Gracias a Dios, "Pata"
disfrutándonos.

© GatoFénix 





No hay comentarios: