sábado, 22 de febrero de 2014

Rosendo - No dudaría



Tengo amigos en Venezuela y siento su sufrimiento.
Esto que está pasando les afectará, nadie sabe cómo.
Le dije a una querida amiga venezolana:
"Las cosas después de maduras pasan a podridas"
Ya no tuve respuesta, parece que los dictadores
cortados están por el mismo patrón.
La izquierda de siempre en España "calla como siempre".
Patente de corso se llama.
Son una plaga mundial que otros todavía peores
los utilizan para fines que puede ser que no conozcan,
al menos todos, que algunos son mamporreros voluntarios.
Con ocasión de "Gamonal" opiné en privado a una ex-alumna.
Estaba ilusionada en esa ilusión que han repartido en los IES
y que muchos han asumido como natural de su adolescencia;
así las gastan los que se aprovechan de todo el que se preste...
luego viene lo que viene y no se puede reconocer. Es demasiado.
Hay que cambiar de escenario.
Ahora toca ir de humanitarios con los que asaltan la frontera,
y los malos, ahora son los que hemos puesto a cuidar la casa.
¡¿Serán cínicos?!

Gentes inteligentes incapaces de ver lo evidente porque...
"el odio ciega sus ojos".

Todos perdemos.
Incluso aquellos que viven como si no hubiera más vida que esta.
"Que podría ser todo una balsa de aceite" y ellos la convierten en una mierda.
Ellos, también, son todos.

Os pongo una canción y me siento mejor.
Mi amigo Rosendo haciendo una excelente versión:
"No dudaría"
Cuando éramos jóvenes entendíamos igual las cosas.
Sabíamos estar juntos, ser amigos y ser distintos.
El afecto produce ese efecto..
Ser amigos, imprime carácter sacramental.
Parece, que el odio, también.
© GatoFénix

No hay comentarios: