jueves, 1 de mayo de 2014

¡Ya Campeones, los dos. Con un par! Tiempo de éxito.





Como cuando se levantan los nubarrones después de la tormenta.
Salió el ArcoIris, porque ayer se empezó a ver la luz, en España.
Primero fue dorada y tímida, luego se desperezó poco a poco
 y terminó como una sonrisa franca blanca y roja.

Toda una lección para fantasmas.
Una lección de valor, de hombría sin complejos;
una lección frente al miedo con sus infinitas capas
y a la temeridad y al odio.
Una lección de fé, de corazón y de entrega.

Por fin parece caer el velo, una vez rasgado este Domingo de Resurrección.
Cae, hecho jirones, por los suelos y vuelve al fango al que pertenece.
el fango de la agresiva tibieza de los envidiosos, de los que mienten,
de los que no saben si van o si vienen, siguiendo doctrinas perversas
vendidas como nuevas o novísimas y revolucionarias.
La mierda de egoísmo de siempre y de mil cosas añadidas
que nos han llevado al gueto de la desesperanza
sometidos a la dictadura de los soberbios y provincianos
envueltos en sus lenguas vernáculas como una bandera
de separación como en las familias mal avenidas, que todos padecemos,
ya saben "...a calderadas", donde el más sinvergüenza se lo lleva todo.
Ahora han aprendido a aglutinar a estos sujetos desperdigados
y para propio beneficio los manejan como cordones umbilicales
de unas marionetas, como en Pinocho, hacia "la isla de los juegos".
Y en ese devenir hunden a la nación más veterana de Europa, España,
en la ruina más peligrosa de todas; la pérdida de conciencia: su historia.
Hemos vuelto a los tiempos del medievo.
Nos han hecho volver a los castillos con señores feudales;
A los pendones, la parafernalia, el derroche de unos pocos,
y a la miseria de los demás.
Atacan por todos los frentes:
Ladrones por el Sur con pandereta colorá;
por el frente Norte, el hacha y la serpiente aterrorizando;
por el Nordeste la envidia y la traición de hijos segundones;
y por el Oeste..."A costa da Morte", sus ancestros y "meigas".
todo esto a lomos de un caballo rojo, desbocado y loco de hierba
frente al precipicio.
todos inventando mentiras cada día,
cada día tensando la soga que nos ahoga
a todos los demás.
Una ignorancia supina apadrinada y avalada por intelectuales "progresistas"
(Me acuerdo de la frase Pepito Grillo en la película de Pinocho:
-"¿Eso es el progreso?")
Cada día inventando la rueda. "Acabo de inventar la rueda"- dicen.
Y no te rías, que mueres.
¿La rueda? ¿La rueda de qué?¿a quién quieres engañar? -piensas.
Es la rueda del infortunio de los hombres, a costa de sus ocurrencias,
lo que se les da bien.
Inventos genéticos y convertirse en dios;
Inventos ideológicos de colores;
Inventos de religiones;
Inventos de ingeniería social;
todo, para camuflar una maldad redomada como fariseos;
un odio travestido de buenismo y una justicia tan injusta
que avergüenza y avergonzará a quienes, pasada esta inquisición del tridente,
lean, para , ni siquiera, llegar a creer lo que lean.

Han cambiado la Rueda de la Fortuna del Tarot por esto que veis.
Pero, amigo, sale "la Torre". Ya lo has oído: "Torres más altas han caído"
Los economistas le llaman "cambios de ciclo"
cosas de los planetas, dicen los astrólogos, pero todos sabemos
que el hombre está podrido hasta el eje.

Estos últimos días, cerca de Pascua,
han marcado una resurrección del pueblo.
Las mentiras han dejado de estar ocultas
(Gracias, Doña Mercedes Alaya)
y poco a poco quedan al descubierto:
chorizos, virreyes, mangantes, líderes comunistas
y del Opus, incultos empapelados de matrículas y curriculum,
profesores y maestros doctrinarios, fanáticos camaleónicos,
mentirosos todos "Honoris Causa", suspensos en calidad humana
hasta ser tal vergüenza del género humano que los convierte
en personas histriónicas, inhabilitadas de por vida
para ejercer otro oficio que el de "impresentable".

Ahora, el futbol, eso tan paleto y burdo;
ese absurdo juego que tanto embrutece al populacho,
acaba de hablar.

Ha dicho que Madrid existe, que apasiona y que el pueblo
es mejor que sus dirigentes, con diferencia;
Que a poco que sea motivado emocionalmente
saben de sacrificio, de pundonor, de arte, de nobleza
y de todo eso que tanto falta en el mundo y lo andan buscando.
Por eso enamora España
Por eso triunfa,a pesar de muchos,
por eso sufre cuando la injusticia nos machaca sistemáticamente,
levantando una y otra vez infundios y desconfianzas almuniescas,
todas malintencionadas y nacidas de la podredumbre
de esa Leyenda Negra que se nutre del cainismo retroalimentado
para que "a río revuelto" haya, "ganancia de pescadores".

Pero a la mínima oportunidad, demuestra este pueblo
que sabe salir a la calle a disfrutar de la pasión compartida
y que fascina a los que nos visitan porque no es corriente
sentir este calor humano cuando su corazón está alegre.

Hace unos días en Cibeles, ayer en Neptuno
demostrando que no han podido destruir un pueblo
cimentado hace cinco siglos y construido lentamente
con sangre, sudor y lágrimas por nuestros ancestros.

No han podido romper España los diecisiete virreyes y mamporreros.
España, de vez en cuando despierta y vuelve a su naturaleza.
Una naturaleza que la hizo dueña del mundo con una historia
que muchos querrían para ellos como patrimonio.

El Real Madrid y el Atlético de Madrid
han demostrado que no todo es dinero en la vida.
Que un buen líder aglutina y saca lo mejor de cada uno.



Carlo Ancelotti (10/06/1959)



Diego Pablo Simeone (28/04/1970)


Ambos entrenadores han convertido el terreno de juego
en un escenario de seis dimensiones dejando atrás el tablero de ajedrez
para introducirse en el espacio, el tiempo y la gravedad y el magnetismo.
Han hecho de forma intuitiva que los jugadores se integren
en un modelo físico matemático que añade lo emocional. Vease este link http://www.espiritualidadpractica.org/sexta_dimension.htm

sexta


Sexta dimensión



En el artículo del mes anterior se habló sobre las dimensiones más comunes en las que se mueve el ser humano y dejamos el tema en la dimensión quinta, la dimensión racional y ahora es el turno de hablar de la 6ª dimensión y es importante porque, entre otras ideas, aquí se engloba el concepto de felicidad. Pero no una felicidad condicionada a algo, no se trata de felicidad porque ha ganado mi equipo, porque haber logrado esto o aquello, no, se trata del estado de felicidad por si mismo, que no depende de nada. Ser feliz por haber ganado mi equipo no es felicidad pues cuando pierda dejaré de sentirme así. No hay que confundir la euforia con la felicidad. Usted puede estar eufórico por muchas cosas, pero eso no es ser feliz. La felicidad es un estado que no está vinculado a nada salvo a si misma, por eso somos tan pocas veces felices. El estado de contemplación de un místico que afirma que las palabras son pobres para definir su estado, eso es felicidad. El estado del enamorado al saberse correspondido eso es euforia, y esta es siempre momentánea. Basta pierda esa correspondencia para que se sienta desdichado, es decir para ver acabada su euforia. Estar eufórico por algo está muy bien y es muy grato, pero la felicidad es algo distinto.

No parece que visto así el fútbol sea para no ser tenido en cuenta
y mucho menos despreciarlo.
Visto así un partido es un espectáculo deportivo de extremada complejidad.
Y cuando se desarrolla adecuadamente es muy educativo, entretenido y emocionante.
Dicho esto me entenderéis si os digo que me gustan estos dos equipos
no puedo decir que sea de uno o de otro, porque si he de elegir alguno
tendría que decantarme por la Selección Nacional de España.
Os puedo asegurar que si en España votáramos un Presidente,
equivalente a cualquiera de estos entrenadores,
no sólo ganaría España en fútbol sino en todos los ámbitos de la vida,
y sobre todo seríamos un pueblo enormemente feliz, que no hay cosa mejor,
porque madera, hay para ello.


© GatoFénix 










2 comentarios:

Isabel dijo...

Me ha encantado este artículo, Josemaría. ¡Qué sabia visión tienes de los acontecimientos de la vida! Yo quiero un "Ancelotti" que dirija mi instituto. ¡Enhorabuena por tu mirada certera!

Josemaria Garcia Toledo dijo...

Ciertamente con él en el IES yo no me habría ido y tal vez estuviera a su derecha como Zidane. Todo iría mejor, como le ha ido al Madrid, siendo que el Palpatine de turno (Mou) lo dejó para el arrastre y no digamos el Atleti hecho de desechos, y un ser inspirado en la bondad y la naturalidad yang (es un perro de metal del chino) ha revalorizado y ha sanado las profundas heridas emocionales de muchos de la plantilla.

Gracias por tu lectura