miércoles, 28 de mayo de 2014

Hoy que ha ganado el Frente Popular. De Groucho a Marx

Hoy que ha ganado el Frente Popular adivino
la sonrisa de Blas y la mirada torva de Montse,
en el vecino de enfrente en la mentira patente de seres
melifluos del lobby encubierto,
todavía en el armario maletero y que
por la rendija de abajo de la puerta, entreabierta ella,
salen los hilos que manejan las marionetas que nos llevan
inequívocamente a tiempos de antes de la guerra.
Los polichinelas en el pin-pan-pum que fueron actores
crueles y macabros en las dos guerras últimas.
Guerra que pudo ser la última y de hecho lo fue
para el hombre, porque desde entonces, podemos decir,
que ya no existe.
El pírrico vencedor, con cara de Lenin tísico y perroflauta,
demuestra, sobre todo, los amargos frutos de una educación.
La enorme fuerza de la mentira unida a la impactante
simbiosis entre la incultura y la demagogia.
"Seréis como Dios" - dijo la serpiente.
Era el árbol del Bien y del Mal, dónde estaba enroscada.
Este enseñante antes consumidor de enseñanzas partidistas,
que ahora va en camiseta, verde marea, de esa educación
que dicen que pierden con lo buena que era
 y que fue cedida hace años,
por dejadez, incultura, cobardía o por perversidad,
a hordas totalitarias y populistas con la clara
finalidad de llegar a hoy.
Un hoy, antesala de un mañana revanchista, con che,
quien sabe si "neo-republica bolivariana federal
del Sur de Europa, antigua España"
Allí, es decir aquí, donde se rematan a los heridos
con un tiro en la nuca.
Tiro que llaman "de gracia" y que maldita la gracia que tiene
esta descomposición de un país tan hermoso como España
a manos de traidores a los que se les dio legalmente
un poder nacido de las urnas para que cumplieran
lo dicho sin andarse con mariconadas, propias de lo que son;
una casta corrupta sin redaños y sin otro dios
que el poder
y el dinero
(A cualquier precio)

© GatoFénix (Que votó a VOX por ser la única opción razonable y que han calificado de extrema derecha para estigmatizarlo y al que "el mismísimo poder" y sus monaguillos han vetado en los mismos medios que le han puesto la alfombra roja al cara de Podemos. 
Vox condenado, porque no vaya a ser que haga lo que es razonable y se vea la traición de un Presidente electo a los ciudadanos que lo votaron para que España no se fuera a pique. 
Excelente lección. De Mentiras, Cobardía, Insulto de víctimas, De Poderío Provinciano, De mal Galleguismo (que puede haberlo bueno), De Injusticia ante todo tipo de delitos y de continuar todo lo que empezó el Impresentable del PSOE y su Adlátere incombustible desde Felipe para acabar con España.
Muchos creemos que el PP ha desaparecido como opción)

lunes, 19 de mayo de 2014

Y aquel día las palabras empezaron a decir cosas.



Día de la Virgen de Fátima 2014                                                                      © GatoFénix

Y aquel día las palabras
empezaron a decir cosas.
Antes, sólo había pensamientos.
Escribía, pensando que no era bueno escribiendo.
Tenía miedo.
Un miedo terrible a no ser,
el que/lo que quería que fuese.
Miedo a ser rechazado porque
¿quién era yo para acercarme a esto?
Y me abandoné a vivir sin palabras,
pero un día los sonidos de caldero hueco cesaron.
No había eco de vacíos incontenidos/incontenibles.
Cesaron.
Y ese eco no llegó más...
a la punta de mis dedos.
Empecé como se despierta una mañana cualquiera:
como cualquier mañana.
Se despierta sin importarle nada
que nos demos cuenta,
o que estemos muertos.
Se despierta sin miedo
y se despereza tomándose su tiempo.
Hasta que escupe el horizonte el Sol,
como él sólo sabe hacer.
Y en ese momento parece que todos lo relojes
biológicos se cargan y se aceleran,
aunque todo va siempre a su paso.
En mi, esa mañana que digo,
empezó como un torbellino de celuloides viejos 
que me penetraban por la nuca,
como si todo estuviera en una almohada.
Y una luz cenital entraba por la corona
y revelaba proyectando tras mis ojos
imágenes de cosas que eran personas o lugares
y otro rayo del centro de mi cuerpo
las coloreaba,
y se me abría otra boca en la frente
que sin articular palabra
llevaba todo a la pluma y al papel
superponiendo mundos verdaderos e increíbles
dejándolo todo ordenado en una hilera de letras y espacios
como si fueran los muelles, las ruedas y espirales
del segundero de mi corazón,
o tal vez, de mi alma.

Aquel día dejé de existir porque o pensaba.
Todo era llevar el ritmo amoroso y paciente de las cosas.
Todo era dejarse llevar a la otra orilla del miedo
en la sola fragilidad del ser,
siendo un paciente texto en el papel
esperando viajar a ti, sin espacio ni tiempo
que nos separe en dos.
Minúsculo y enorme.
Solamente solo, sin más,
ni menos.

© GatoFénix

Escrito el 13 de mayo





lunes, 12 de mayo de 2014

Aniversario de boda. Hoy, doce de mayo.

De un poema oriental.

No persigas la fama.
No hagas planes.
No te dejes absorber por tus actividades.
No creas que sabes.
Sé consciente de todo esto
y habita en lo infinito.
En tu ser está todo
lo que el Cielo te ha dado,
sin embargo,
actúa como si no hubieras
recibido
nada.

Chang Tzu

I
Así fue lo de la fama, a medias.
No así lo de los planes, hasta ahora.
Quedé sin actividades obligatorias
y aprendí a descansar a medias.
Sé que sé, pero no mucho, reconozco.
Lo que sí es, que soy consciente de casi todo
y trato de habitar en el infinito ese.
Sé que, en mi ser y a mi lado,
está todo,
lo que el Cielo me ha dado;
sin embargo,
trato de actuar como si no
hubiera recibido
nada.

© GatoFénix

II
Busqué reconocimiento, un tiempo.
Y, a pesar de esforzarme, nunca llegó;
antes bien, despertaba envidias
y sufría ofensas y humillaciones.
Hice planes, contando con mi esfuerzo únicamente,
pero me doblegó un fracaso tras otro.
Miré al Cielo y pregunté desolado,
pero sólo había silencio.
Hasta que en un sueño vino un Ángel
y me marcó los pies con símbolos sagrados
y desperté con su nombre, Azrrael.
Entonces supe que había que dejarse llevar.
Conocí, también que fui protegido,
desde mi nacimiento, porque "mi reino"
no era de este mundo.
Dejé de planificar y pensaba menos...
y amaba y rezaba más.

Un día llegaste tú como compañera,
cuando ya no tenía esperanza.
Y volví a reír y a sufrir de otra manera.

Llegó la vida de golpe, casi mediada mi vida,
y luego, una hija con su preciosa cara de niña.
Y desde entonces vamos los tres  en los mismos mocasines,
aunque, creo, que a cada uno nos llevan a distinta parte.
Igual no se entiende, pero es así.

Y reconozco, hoy, que vivo agradecido a Dios;
que sé que está en alguna parte... o en todas,
que viene a ser otra paradoja,
por lo que actúo
como si todo lo anterior
fuera nada.

Hoy, doce de mayo, el tiempo
hace otra lazada en el aire
sobre el corazón
y nos trae recuerdos
de vino de Oporto
y rosas.

© GatoFénix




jueves, 1 de mayo de 2014

¡Ya Campeones, los dos. Con un par! Tiempo de éxito.





Como cuando se levantan los nubarrones después de la tormenta.
Salió el ArcoIris, porque ayer se empezó a ver la luz, en España.
Primero fue dorada y tímida, luego se desperezó poco a poco
 y terminó como una sonrisa franca blanca y roja.

Toda una lección para fantasmas.
Una lección de valor, de hombría sin complejos;
una lección frente al miedo con sus infinitas capas
y a la temeridad y al odio.
Una lección de fé, de corazón y de entrega.

Por fin parece caer el velo, una vez rasgado este Domingo de Resurrección.
Cae, hecho jirones, por los suelos y vuelve al fango al que pertenece.
el fango de la agresiva tibieza de los envidiosos, de los que mienten,
de los que no saben si van o si vienen, siguiendo doctrinas perversas
vendidas como nuevas o novísimas y revolucionarias.
La mierda de egoísmo de siempre y de mil cosas añadidas
que nos han llevado al gueto de la desesperanza
sometidos a la dictadura de los soberbios y provincianos
envueltos en sus lenguas vernáculas como una bandera
de separación como en las familias mal avenidas, que todos padecemos,
ya saben "...a calderadas", donde el más sinvergüenza se lo lleva todo.
Ahora han aprendido a aglutinar a estos sujetos desperdigados
y para propio beneficio los manejan como cordones umbilicales
de unas marionetas, como en Pinocho, hacia "la isla de los juegos".
Y en ese devenir hunden a la nación más veterana de Europa, España,
en la ruina más peligrosa de todas; la pérdida de conciencia: su historia.
Hemos vuelto a los tiempos del medievo.
Nos han hecho volver a los castillos con señores feudales;
A los pendones, la parafernalia, el derroche de unos pocos,
y a la miseria de los demás.
Atacan por todos los frentes:
Ladrones por el Sur con pandereta colorá;
por el frente Norte, el hacha y la serpiente aterrorizando;
por el Nordeste la envidia y la traición de hijos segundones;
y por el Oeste..."A costa da Morte", sus ancestros y "meigas".
todo esto a lomos de un caballo rojo, desbocado y loco de hierba
frente al precipicio.
todos inventando mentiras cada día,
cada día tensando la soga que nos ahoga
a todos los demás.
Una ignorancia supina apadrinada y avalada por intelectuales "progresistas"
(Me acuerdo de la frase Pepito Grillo en la película de Pinocho:
-"¿Eso es el progreso?")
Cada día inventando la rueda. "Acabo de inventar la rueda"- dicen.
Y no te rías, que mueres.
¿La rueda? ¿La rueda de qué?¿a quién quieres engañar? -piensas.
Es la rueda del infortunio de los hombres, a costa de sus ocurrencias,
lo que se les da bien.
Inventos genéticos y convertirse en dios;
Inventos ideológicos de colores;
Inventos de religiones;
Inventos de ingeniería social;
todo, para camuflar una maldad redomada como fariseos;
un odio travestido de buenismo y una justicia tan injusta
que avergüenza y avergonzará a quienes, pasada esta inquisición del tridente,
lean, para , ni siquiera, llegar a creer lo que lean.

Han cambiado la Rueda de la Fortuna del Tarot por esto que veis.
Pero, amigo, sale "la Torre". Ya lo has oído: "Torres más altas han caído"
Los economistas le llaman "cambios de ciclo"
cosas de los planetas, dicen los astrólogos, pero todos sabemos
que el hombre está podrido hasta el eje.

Estos últimos días, cerca de Pascua,
han marcado una resurrección del pueblo.
Las mentiras han dejado de estar ocultas
(Gracias, Doña Mercedes Alaya)
y poco a poco quedan al descubierto:
chorizos, virreyes, mangantes, líderes comunistas
y del Opus, incultos empapelados de matrículas y curriculum,
profesores y maestros doctrinarios, fanáticos camaleónicos,
mentirosos todos "Honoris Causa", suspensos en calidad humana
hasta ser tal vergüenza del género humano que los convierte
en personas histriónicas, inhabilitadas de por vida
para ejercer otro oficio que el de "impresentable".

Ahora, el futbol, eso tan paleto y burdo;
ese absurdo juego que tanto embrutece al populacho,
acaba de hablar.

Ha dicho que Madrid existe, que apasiona y que el pueblo
es mejor que sus dirigentes, con diferencia;
Que a poco que sea motivado emocionalmente
saben de sacrificio, de pundonor, de arte, de nobleza
y de todo eso que tanto falta en el mundo y lo andan buscando.
Por eso enamora España
Por eso triunfa,a pesar de muchos,
por eso sufre cuando la injusticia nos machaca sistemáticamente,
levantando una y otra vez infundios y desconfianzas almuniescas,
todas malintencionadas y nacidas de la podredumbre
de esa Leyenda Negra que se nutre del cainismo retroalimentado
para que "a río revuelto" haya, "ganancia de pescadores".

Pero a la mínima oportunidad, demuestra este pueblo
que sabe salir a la calle a disfrutar de la pasión compartida
y que fascina a los que nos visitan porque no es corriente
sentir este calor humano cuando su corazón está alegre.

Hace unos días en Cibeles, ayer en Neptuno
demostrando que no han podido destruir un pueblo
cimentado hace cinco siglos y construido lentamente
con sangre, sudor y lágrimas por nuestros ancestros.

No han podido romper España los diecisiete virreyes y mamporreros.
España, de vez en cuando despierta y vuelve a su naturaleza.
Una naturaleza que la hizo dueña del mundo con una historia
que muchos querrían para ellos como patrimonio.

El Real Madrid y el Atlético de Madrid
han demostrado que no todo es dinero en la vida.
Que un buen líder aglutina y saca lo mejor de cada uno.



Carlo Ancelotti (10/06/1959)



Diego Pablo Simeone (28/04/1970)


Ambos entrenadores han convertido el terreno de juego
en un escenario de seis dimensiones dejando atrás el tablero de ajedrez
para introducirse en el espacio, el tiempo y la gravedad y el magnetismo.
Han hecho de forma intuitiva que los jugadores se integren
en un modelo físico matemático que añade lo emocional. Vease este link http://www.espiritualidadpractica.org/sexta_dimension.htm

sexta


Sexta dimensión



En el artículo del mes anterior se habló sobre las dimensiones más comunes en las que se mueve el ser humano y dejamos el tema en la dimensión quinta, la dimensión racional y ahora es el turno de hablar de la 6ª dimensión y es importante porque, entre otras ideas, aquí se engloba el concepto de felicidad. Pero no una felicidad condicionada a algo, no se trata de felicidad porque ha ganado mi equipo, porque haber logrado esto o aquello, no, se trata del estado de felicidad por si mismo, que no depende de nada. Ser feliz por haber ganado mi equipo no es felicidad pues cuando pierda dejaré de sentirme así. No hay que confundir la euforia con la felicidad. Usted puede estar eufórico por muchas cosas, pero eso no es ser feliz. La felicidad es un estado que no está vinculado a nada salvo a si misma, por eso somos tan pocas veces felices. El estado de contemplación de un místico que afirma que las palabras son pobres para definir su estado, eso es felicidad. El estado del enamorado al saberse correspondido eso es euforia, y esta es siempre momentánea. Basta pierda esa correspondencia para que se sienta desdichado, es decir para ver acabada su euforia. Estar eufórico por algo está muy bien y es muy grato, pero la felicidad es algo distinto.

No parece que visto así el fútbol sea para no ser tenido en cuenta
y mucho menos despreciarlo.
Visto así un partido es un espectáculo deportivo de extremada complejidad.
Y cuando se desarrolla adecuadamente es muy educativo, entretenido y emocionante.
Dicho esto me entenderéis si os digo que me gustan estos dos equipos
no puedo decir que sea de uno o de otro, porque si he de elegir alguno
tendría que decantarme por la Selección Nacional de España.
Os puedo asegurar que si en España votáramos un Presidente,
equivalente a cualquiera de estos entrenadores,
no sólo ganaría España en fútbol sino en todos los ámbitos de la vida,
y sobre todo seríamos un pueblo enormemente feliz, que no hay cosa mejor,
porque madera, hay para ello.


© GatoFénix