martes, 3 de febrero de 2015

En San Blas, la cigüeña verás.

A punto de llegar mañana, en este San Blas;
pasada la Candelaria "que si plora"...y ha llovido,
y todo eso, Claudico ante este espacio tan abandonado.

No queda tiempo para la reflexión y la escritura
con tanto Facebook y tanto twitter que nos aplana
el sentimiento y nos deja sin fuerzas ni ganas para hablar.
La política es un cenagal de cinismos repulsivos.
Por si faltaba algo sále, "la juventud divino tesoro" trasnochada
tan venida amenos y tan rancia que parece una vuelta de tuerca
en esta espiral de acontecimientos que conforman el tornillo
que le falta a más de uno, por descuido, por dejadez o por miseria.

Mas de un progre debe estar avergonzado, si se ha mantenido
alerta con sus principios y con su coherencia de vida ante esta basura.
Nosa teníamos por algo y verdaderamente no somos nada.
Nada de nada porque el hombre es un elemento muy vulnerable.
Por si no fuera poco lo de cada uno: su vida y sus pensamientos;
aparecen elementos tóxicos organizados militarmente con una chulería
que espanta y deprime a la vez.

"Tengo un sueño" nos dijo en una reunion de departamento,
el tío mas inutil, más fátuo y más perverso que podais imaginar.
cada uno es libre de tener sun monstruos S.A. particulares,
por eso lo dejo a vuestro libre albedrío de persona inteligente
que le pongais cara, de frente y de perfil; de fondo y de forma.
Este sujeto es como esa reencarnación periódica que tenemos
que soportar, la gente de a pie, los que estamos,
tratando de sobrevivir en el sentido común, caminando casi sólos,
tratando, si no de hacer el bien, tratando seriamente de no molestar;
aplicando todo nuestro esfuerzo en acopiar experiencias y luego
sacar conclusiones, arriesgandonos a equivocarnos una y otra vez,...
Y va y te sale este tío contandote milongas de que tiene "un sueño".
se apoya en los Beatles, en Jhon Lennon y casi te entona el Imagine
como si fuera un canto gregoriano de Silos, y todo eso sin anestesia.

¿Qué qué tiene que ver esto?
Pues no sé será el día de la marmota,
o por San Blas, que me ha protegido la voz y la garganta
para poder estar diáriamente, sin micrófono, dando clase a casi cuarenta
adolescentes, seis horas diarias durante casi medio siglo, y sól,
cuando este tío estaba sembrando su sueño en el IES, era tal la pesadilla
que por primera vez en mi vida me quedé afónico una semana.
Unos dijeron que era el agotamiento, otros que voceaba mucho,
otros que si el frío, cierto que estuvimos sin dinero para calefación;
dinero que nos robó un amigo del tío del "sueño", pero verdaderamente,
ya me conocéis, es que mi voz era molesta, como puede serlo ahora,
y estos no atascan en alianzas.
Cuando el fin justifica los medios. En esos "medios" entra todo.
Y todo entra desde la coacción y la ley torticera hasta el budú,
porque como no son creyentes cristianos tienen otras amistades.

A pique estamos de llegar al año de la Oveja, que
el año de Caballo no ha tenido desperdicio:
decapitaciones, finanzas oscuras, revueltas Gamonales,
mariconadas por doquier y todo eso que en ese año que vamos a dejar,
parece que hubieranse juntado todos los caballos del Apocalipsis,
y algunos más: como el Caballo de Troya; el caballo de Atila, el de los hunos
y el de los otros; y hasta podría ser que Incitato el caballo de Calígula,
que fuera nombrado Cónsul, que debía ser algo así
como Diputado en el Consejo europeo.

Espero que este año sea un poco más apacible,
pero de eso ya hablaré cuando toque.

© GatoFénix

No hay comentarios: