sábado, 21 de febrero de 2015

Destrozándose en un beso. "El año de la oveja" : sólo amor.

 Si sólo fuera tu piel el cristal que trae el nácar del interior
de la valva de mar que transito con el dorso de mi mano.

Si sólo fueran tus ojos que reflejan el otoño del Sol
recordando en el alma una tarde de agosto.

Si sólo fuera el agua tibia de tus senos
que flotan en  la cuna del cuenco de mi mano.

Si sólo, sólo fuera, cuando la yema de mis dedos juega,
haciendo suaves caracoles, acariciando tu vello.

Si sólo fuera eso lo que me trae la primavera de tu encuentro
- Hay un silencio que queda suspendido en los hilos de seda
de unos supiros en el azul de la noche-
Pero está tu cuerpo tumbado como un remanso de dunas
mientras me acerco despacio a tientas.
- es la imagen de fondos de almohadas de aire
que viene de arriba como el sudario de la faz de la luna -

Son unas sábanas, de algodón egipcio, blancas y suaves.
Tal vez sientes que las cosas son más de lo que suelen ser
cuando se siente uno dentro.
La frente acaricia la frente;
la nariz, la nariz;
la barbilla, la barbilla y;
los labios, la boca.

Todo lo que hay fuera
es un vacío.
Es un vacío insoportable que no lo puede llenar
sino el vellocino de oro,
y el beso de esta noche,
y el alma blanca de tus senos.
La que trae todos los sueños
como hologramas, pegados, desde la infancia hasta la madurez,
llenandó las velas de un barco etéreo qué surfea el tiempo
como si fuera un balandro de plata tibia que asciende
y baja,
dibujando trazos armoniosos nipones,
livianos, parecen las plumas de los vilanos
que vienen por el aire flotando como farolillos
de papel de arroz, y que terminan
pegándose en la rama
de un almendro en flor,
destrozándose,
como un beso.

© GatoFénix



miércoles, 18 de febrero de 2015

Hoy es Noche Vieja

Generalmente cuando ya hemos visto una película
sabemos el final; en esta película, que es la vida,
nunca podemos decir eso.
Y es la misma película pero no sé
si es que no son los mismos actores;
O, que cambia el director; o, los decorados;
o, que a última hora han alterado el guión.

A veces pienso eso, sin embargo,
en otras ocasiones me echo la culpa a mi.
A esta desmemoria que se nos agolpa,
y creo que seguimos pidiendo "peras al olmo"

La cosa es que analizando el asunto,
en estas nooches laaargas, en las que dormimos a trozos:
una vez calor y nos destapamos;
otra vez frío, y nos arropamos
y nos arrebujamos como niños pequeños
esperando que aquello acabe.

Algunas cosas en estas noches oscuras
se ven tan claras las cosas que hasta dudas.
Dudas de ti.
Dudas si tendrás el arrojo
de querer recordarlas
cuando quiera amanecer
ese día.

Recuerdas como se amontonaban
las cartas de una baraja enorme.
Normalmente pintan bastos
y el juego no tiene reglas.
Cada jugador/actor parece
que tiene un papel diferente;
Y como si hubiera , al menos,
dos directores.

El resultado el fácilmente imaginable,
podríamos llamarle caos, simplificando mucho;
o "tiempos interesantes" aunque lamentablemente,
siempre gana la banca.

Luego nos dormimos un poco y
al día siguiente es otro día.

Podemos seguir durmiendo despiertos
o sacar la luz de la noche
y hacerla una palmatoria.
Hacerla nuestra, sin miedo.

Tampoco es vital para el desarrollo de "aquello", y,
 "El tren de la vida sigue su curso"
por lo general, tenemos como margen
un apartamento de segunda de los trenes de antes.
Antes de poner a todos de cara a la pantalla de plasma
y allí, muestran cosas que no sabes...
si son verdad o ficción, como en la vida.
Mientras, cada uno con su móvil,
bailando por la pantalla personal
con los pulgares.

Es Noche Vieja,
¿Lo sabes?
Hoy termina el año del caballo y mañana,
no sólo será otro día,
también será
Otro Nuevo Año:
El año de la Oveja o Cabra de madera.

© GatoFénix

 ¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS MIS LECTORES!

MUCHA SALUD
 Y
MUCHO DINERO
Y
MUCHO AMOR
  



jueves, 12 de febrero de 2015

Para el 19 de febrero de 2015: Año de la Cabra u Oveja.




Leamos en este link lo que necesitamos saber para el año que viene.
Estamos viviendo las últimas coces de este año del Caballo
que como diría la maldición china:
- "Hijo, Ojalá vivas tiempos interesantes"

Y los estamos viviendo, cada uno, como puede, claro.
Los nativos del año del caballo han tenido un subidón,
lástima que si no han sido humanizados por una buena educación,
se les ha ido todo de las manos.
¿Y qué es para un Caballo que algo se le vaya de las manos?
Todos sabemos lo que es ir "desbocado"
todos sabemos lo que es ir "con poderío"
Pues todo eso y más: Los excesos de todo tipo;
la falta de consideración de los que vamos a pie;
su naturaleza mentirosa y fánatica.
Sí, tiene esa tendencia y claro por más que lo nieguen..
se sienten "macho Alfa"...los demás
lúmpenes.


http://acupunturacuencovacio.blogspot.com.es/p/blog-page_8.html








Del año de la cabra u oveja está todo dicho en el link de arriba.
Lo demás es asunto de la cosecha en esta parte del año agrícola.
Volvemos una y otra vez por el mismo camino, cada vez diferente.
Ahora toca pisar nieve; pasar frío y en ese bucle del tiempo, revivir...
los mismos tiempos en distintos lugares y en distintas etapas de la vida.
Hace sesenta años era la primera vez de mi vida que pisaba nieve.
Era, en el primer año de la cabra, en Zafrilla y lo recuerdo con claridad.
Me sitúo encaramado en una silla, apoyado en el marco de la ventana
mirando a través del cristal, empañado por mi aliento y borrándolo
con aquellas manitas de casi cinco años de vida.
Recuerdo la frente pegada y la nariz; El frío del cristal;
El calor de mi madre detrás y sus manos sujetándome por la cintura.
Recuerdo el olmo que estaba en el centro de la plaza, frente a mi casa.
No puedo olvidar las rámas cubiertas de blanco como azúcar y detrás
al frente, cerrando la plaza, las casas con enormes carámbanos desde las tejas,
que parecían más espadas que rejas brillando como cristal de Murano,
amenazando el suelo con un manto blanco de más de medio metro.

Aquel 1955 me trajo muchas cosas, creo que me dijo mi padre, qepd,
que aprendí a leer y en aquellos cuadernos con finas tapas de color verde,
tamaño cuartilla,  con una pluma, mojando en el tintero, hacía garabatos
siguiendo una muestra y aprendí los números y a dibujar casas, árboles,
y una silla en la letra ese y una pipa y los pájaros como brotes de hierba.

Es un año bueno, este de la cabra. Aquel lo fue.
Fue un año de nieves, que creo que duró un mes aquella nevada, 
y luego siguieron fríos de los de Zafrilla, muy bajo cero, para coger anginas.

Es un año bueno, pero no por eso va a estar exento de "cagadas", con perdón.
Los hombres nos cargamos todo con nuestro poco sentido común.
En este año el gregarismo creo que es lo más peligroso que nos pueda pasar.
Los rebaños de ovejas y cabras son imágenes bucólicas en épocas pasadas
de ganados transeuntes, de unos lados a otros, buscando pasto en sus estaciones.
Aquellos pastores que servían de recaderos y mensajeros de otras existencias.
Ellos que bajaban hasta el Valle de Alcudia y venían contando cosas de las costumbres
y de los paisajes que veían en el transcurso de sus largos viajes.
De aquellas experiencias se me pegó este nomadismo ocasional, afectado
como estoy, por ser mi equivalente en el zodiaco oriental, la oveja o cabra.
Y así entre cabra unas veces y oveja otras ando oscilando desde mi gatunidad
toda esta vida que os cuento a ratos, cada vez menos, con menos gana.

Este año de la cabra pido a Dios que sea bueno. 
Pido que los hombres torpes o malos no "entorpezcan" el devenir de las cosas. 
La oveja cuando se enfada es mucha oveja.
Aunque, nada que ver con el Caballo. 
Lo de este Caballo, hasta el último día, 
va siendo de traca.

Podeís empezar nuevas cosas, sobre todo relacionadas con el arte o la cultura
que la bondadosa oveja ayudará a que aquello fructifique como una semilla de mostaza.

Es un año, en el que también se producen cortes emocionales con cosas o personas,
porque hayamos elegido un camino distinto para nuestro desarrollo personal...
o por amor.
La oveja es muy amorosa y le va "esa movida", que dicen los jóvenes. 
El romance, que cuidando las formas, que a veces son el fondo, perdurará.
Los malos modos no le van bien a la oveja, diréis que es una obviedad,
pues algunos no saben de qué hablo y la oveja se lo hará pagar caro.
Estoy hablando, no de que a todos nos molestan los malos modos, que es cierto,
sino de lo que puede pasar con la energía de este año de la oveja.
Pueden caer "torres muy altas" ¿No se os ha arrugado una cita por una "tonteria"?
Eso puede pasar este año. 
Es, no lo olvidemos, el signo más femenino del horóscopo.
Sí ya sé todo esto del género y esas mandangas, pero os digo como Copérnico:
..."la tierra sigue girando" 
 Lo de las racionalidades y lo de las ingenierias lingüísticas, este año...como que no.

Año de acercarse a la sabiduría y a la belleza , si es que no son la misma cosa.
Año de despertar a una nueva conciencia humana y solidaria con los demás,
desde el corazón no el bla, bla, bla.
Año en que con sólo dejarse llevar, se pueden descubrir muchas cosas y,
esto es lo más importante, de hacer cosas o posicionarse en lugares o
tomar decisiones, que nunca nos hubiéramos imaginado que tomaríamos.

Los cambios que proporciona la oveja, no son cosas de un día para otro,
muchos pueden considerar que no se avanza, pero pensemos en un árbol;
nadie distingue que está creciendo cada día y lo hace.
Y, con precisión de reloj suizo, da su fruto.

© GatoFénix








martes, 10 de febrero de 2015

Preparando el cambio...de año

Cuando el año del caballo se termina,
lo primero y principal es mirar como dice en sus libros
ANTONIO BLAY FONTCUBERTA
como desde detrás de un escaparate,
ajenos a aquello que pasa, sin inmutarnos, 
centrados en la observación de lo otro.
Nosotros sólo, en esa actitud, podremos 
tomar aquella fotografía y luego 
verla de nuevo para aprehenderla.

Luego,  en frío, la pasamos a analizarla.

He dicho antes que el año del Caballo de madera,
tiene los días contados, pero él, como nadie,
sabe llegar al final como si fuese el primero
aunque muera después.

Cuando se hace uno mayor, mayor de verdad,
valga el eufemismo de viejo aunque no soy amigo,
te das cuenta de detalles que en otras circunstancias
pasan desapercibidos.
Disminuye nuestra agudeza visual pero aumenta,
no siempre porque esto es electivo, esa otra capacidad
que nos lleva a ver de otra manera las cosas, sin los atuendos,
y descubrimos lo que a otros les resulta oculto, porque así lo quieren,
y como todo crea hábito llega un momento que ni queriendo
ven lo que tienen delante de sus narices.

Esta capacidad, también se aplica a esas realidades virtuales,
imagen, foto, cine y televisión, porque seguimos detrás del  cristal.

La soledad que nos acompaña con los años, también ayuda.
No tenemos "ruido" alrededor y los mensajes de las apariencias
cada vez nos confirma que no engañan a nadie porque  captamos
que el mensaje es el medio o de otra forma: que la forma lo es todo.

"Si, se pierden las formas" que oímos, casi se ha perdido todo.
No voy a daros la solución.
Yo sé lo que he visto, pero, no puedo decíroslo porque 
vosotros , en vez de ver lo que yo, interpretaríais lo que yo he visto.
No es que me importe vuestro juicio, esto es algo muy importante,
tengo la responsabilidad de ser yo el que vea sin que me someta
al dictado de lo que digan que tengo que ver.
Asumo la responsabilidad y el trabajo que supone
a la vez de coste afectivo, porque ya puedes adivinar
que esto no ayuda a tener mucha gente al lado;
ni tiene que ver con el progreso social;
ni puedo optar a reconocimiento alguno,
pues si alguno me lo tuviera, tendría que ocultarlo;
y, negarlo, no tres veces como Pedro, sino cientos,
para poder mantener su estatus y su fama.

Hay tarea:
Primero, ver, tal como he dicho, sin juicios ni culpabilidades.
Segundo eliminar lo que de negativo nos hubiera dejado.
Tercero, separar el grano de la paja, de aquello bueno recibido;
(El caballo de Troya era un regalo de madera, no lo olvides)
Cuarto, queda quieto un instante y respira suavemente
dejando ir tu frustración ante las peras del olmo.
Quinto, separa el daño de las ofensas;
El daño recibido del causado y cura las heridas con humildad.
Las ofensas déjalas ir porque uno puede vivir sin orgullo y así lo decides.

Todo lo anterior será muy positivo que lo escribas en tu diario.
Pudiera sorprenderte lo que ves ahora y lo que te han dicho que era.
Lo peor es cunado uno mismo se dice lo que hay que ver...
Recuerdo:    "Colabore con la policía, péquese usted mismo"...
Son tus creencias las filtros por los que pasan las cosas.

Aprovecha lo bueno de la energía del Caballo: la transformación.
Es posible. 
Cree en ti.
Decide por ti, sin miedo.
NIngún animal tiene el arrojo de correr en la noche cerrada,
sin ver nada cierto, si no es el caballo.
El caballo es todo corazón.
Gana la carrera o muere en el empeño. Por eso,
es de vital importancia, el jinete...
Y ahí lo dejo

© GatoFénix

martes, 3 de febrero de 2015

En San Blas, la cigüeña verás.

A punto de llegar mañana, en este San Blas;
pasada la Candelaria "que si plora"...y ha llovido,
y todo eso, Claudico ante este espacio tan abandonado.

No queda tiempo para la reflexión y la escritura
con tanto Facebook y tanto twitter que nos aplana
el sentimiento y nos deja sin fuerzas ni ganas para hablar.
La política es un cenagal de cinismos repulsivos.
Por si faltaba algo sále, "la juventud divino tesoro" trasnochada
tan venida amenos y tan rancia que parece una vuelta de tuerca
en esta espiral de acontecimientos que conforman el tornillo
que le falta a más de uno, por descuido, por dejadez o por miseria.

Mas de un progre debe estar avergonzado, si se ha mantenido
alerta con sus principios y con su coherencia de vida ante esta basura.
Nosa teníamos por algo y verdaderamente no somos nada.
Nada de nada porque el hombre es un elemento muy vulnerable.
Por si no fuera poco lo de cada uno: su vida y sus pensamientos;
aparecen elementos tóxicos organizados militarmente con una chulería
que espanta y deprime a la vez.

"Tengo un sueño" nos dijo en una reunion de departamento,
el tío mas inutil, más fátuo y más perverso que podais imaginar.
cada uno es libre de tener sun monstruos S.A. particulares,
por eso lo dejo a vuestro libre albedrío de persona inteligente
que le pongais cara, de frente y de perfil; de fondo y de forma.
Este sujeto es como esa reencarnación periódica que tenemos
que soportar, la gente de a pie, los que estamos,
tratando de sobrevivir en el sentido común, caminando casi sólos,
tratando, si no de hacer el bien, tratando seriamente de no molestar;
aplicando todo nuestro esfuerzo en acopiar experiencias y luego
sacar conclusiones, arriesgandonos a equivocarnos una y otra vez,...
Y va y te sale este tío contandote milongas de que tiene "un sueño".
se apoya en los Beatles, en Jhon Lennon y casi te entona el Imagine
como si fuera un canto gregoriano de Silos, y todo eso sin anestesia.

¿Qué qué tiene que ver esto?
Pues no sé será el día de la marmota,
o por San Blas, que me ha protegido la voz y la garganta
para poder estar diáriamente, sin micrófono, dando clase a casi cuarenta
adolescentes, seis horas diarias durante casi medio siglo, y sól,
cuando este tío estaba sembrando su sueño en el IES, era tal la pesadilla
que por primera vez en mi vida me quedé afónico una semana.
Unos dijeron que era el agotamiento, otros que voceaba mucho,
otros que si el frío, cierto que estuvimos sin dinero para calefación;
dinero que nos robó un amigo del tío del "sueño", pero verdaderamente,
ya me conocéis, es que mi voz era molesta, como puede serlo ahora,
y estos no atascan en alianzas.
Cuando el fin justifica los medios. En esos "medios" entra todo.
Y todo entra desde la coacción y la ley torticera hasta el budú,
porque como no son creyentes cristianos tienen otras amistades.

A pique estamos de llegar al año de la Oveja, que
el año de Caballo no ha tenido desperdicio:
decapitaciones, finanzas oscuras, revueltas Gamonales,
mariconadas por doquier y todo eso que en ese año que vamos a dejar,
parece que hubieranse juntado todos los caballos del Apocalipsis,
y algunos más: como el Caballo de Troya; el caballo de Atila, el de los hunos
y el de los otros; y hasta podría ser que Incitato el caballo de Calígula,
que fuera nombrado Cónsul, que debía ser algo así
como Diputado en el Consejo europeo.

Espero que este año sea un poco más apacible,
pero de eso ya hablaré cuando toque.

© GatoFénix