jueves, 12 de mayo de 2016

Somos hasta la marea

Posted by Picasa 

 Somos hasta la marea cuando estamos
sobre la arena y nos pisan los talones
las últimas puntillas de la ola.

Somos tan poca cosa si miramos,
como decía mi padre q.e.p.d.
"la inmensidad del océano"

Cualquier cosa que parezca grande
no es nada comprada con
la inmensidad del océano.

Nos dejamos ir poco a poco,
en cada inspiración,
mar adentro y...
Si nos diluimos en él,
dejamos a nuestro lado, flotando,
nuestro ego
y empezamos a ser lo poco que somos.
Hasta la marea misma.

Vaciamos los pensamientos
y los recuerdos desaparecen, mirando,
con los ojos cerrados, hacia el sol.

La piel, una y otra vez, queda cubierta
de una película salina brilllante
que nos lustra como al charol
y nos deja cerca de una máscara
a la que la zorra de la fábula dijo:
"Tu cabeza es hermosa, pero sin seso"

Si tuviéramos confianza os diría que
la palabra final ,incluso con "x",
tambien valdría.
¡Qué poco somos!
 
 Somos hasta la marea cuando estamos
sobre la arena y nos pisan los talones
las últimas puntillas de la ola.
(Encaje de bolillos, de mi adolescencia) 

Somos tan poca cosa si miramos,
"la inmensidad del océano"
que siempre dijo mi padre.

Cualquier cosa que parezca grande
es apenas nada comprada con
la inmensidad del océano.

Diluídos en él, dejamos
el ego, a nuestro lado flotandillo
y empezamos a ser lo poco que somos.
Y así lo sentimos, entonces.
Vaciamos los pensamientos,
los recuerdos mirando cómo desaparecen;
tumbados con los ojos cerrados,
viendo la luz del sol
como si nos llenara de oro.

La piel una y otra vez queda cubierta
por el sudario, salino y brilllante
que nos lustra como al charol
de un zapato vacío
a la deriva.
Como si nuestra piel
no tuviera final.

© GatoFénix

No hay comentarios: