lunes, 4 de julio de 2016

Sólo se salvan las ratas, en un naufragio.

El miedo es un arma letal
de destrucción ( +iva) del hombre.
Es como esas modernas bombas
que dejan todos los materiales, edificios y enseres,
impolutos, pero hacen desaparecer
a los hombres.

Es algo programado y sistemático
que se ha usado desde tiempos remotos
por quienes, sin escrúpulos, han decidido
ser los amos de todos nosotros.
Y es por eso que hay que denunciarlos.
 
Estos sujetos, codiciosos y sociópatas,
van situándose en organizaciones mafiosas
donde el Grupo es una Corporación SA
con más derechos que cualquier ser humano
y sin conciencia.
 
Se van introduciendo como la carcoma
para reducir a serrín.."a serrán
los maderos de S. Juan"
 toda la estructura de la nave;
desde la quilla hasta los "costillares"
acaban desapareciendo en el agua
como un azucarillo en un tazón de leche.
Una vez terminada "la faena"
disfrutan de una victoria "Pírrica" porque,
cuando se hunde un navío, lo hace
con todos sus ocupantes; desde el Rey
hasta el último súbdito y ciudadano,
quedando a salvo, como siempre,
las ratas.


© GatoFénix .


No hay comentarios: