domingo, 28 de agosto de 2016

"Citior, altior, fortior"

Como si de una Olimpiada "invertida" de la Humanidad,
se tratara, vemos por todas partes una disociación de valores:
Unos, los Olímpicos y loa Otros, los políticos.
Esos valores políticamente correctos que se imponen
desde la más abyecta conducta y desde el cinismo supremo
de quienes "detentan el poder".

Un poder que supuestamente viene legitimado por las urnas
hasta que, supongo, les venga bien a los de siempre.

Esos que se llaman "progresistas" y
todos los demás, en vias de extinción o de eliminación
de forma paulatina o de forma masiva.
Un progreso este, que se ha sidoido manifestado
como un proceso involutivo primero lento y luego rápido,
que en la actualidad alcanza cotas de aberración y esperpento,
dificilmente imaginables,
siguiendo los anti principios Olimpicos:
"más lento, más bajo, más débil"
La imposición y la refundación social
con una Humanidad ¨trans-invertida¨
lo que vulgarmente se ha dicho:
"Que no sirve ni para taco de escopeta"
Un experimento psicosocial llevado a cabo de forma recurrente
por fuerzas oscuras, que andan por las alcantarillas de la Tierra
desde antes del episodio bíblico del Paraiso Terrenal, del Génesis.

Es cierto.
Bien nos la han jugado con la ingenieria lingüístico-social,
El buenismo zapateril como modelo de lo politicamente correcto.
..."Son más sagaces los hijos de las Tinieblas
que los hijos de la Luz"
Sagaces y hábiles dominando la mentira como herramienta.
El triunfo de las "nuevas tecnologías" para recrear, una y otra vez,
"El Retablo de las Maravilas":
Las Autonomías.

Poder Judicial
Constitución española
Democracia participativa
El Sistema de Partidos políticos
Las Campañas electorales
Ley del Menor
Leyes Educativas
Los Centros de engorde y esparcimiento.Laicismo
Medicina Reparadora
"El Traje del Rey": El cuento.
Lo Trans
Lo virtual
El móvil
Las Redes sociales
Las TVs
.
.
.
.

© GatoFénix