sábado, 30 de diciembre de 2017

Último día de 2017. "Haciéndome sábado"





"Haciéndome Sábado"
Al llegar la de las doce campanadas,
al oír el sonido de cada una pensaremos
que han sido doce meses también 
y que de seguir la tradición, 
la última aceituna/uva
nos puede dar un disgusto.
Hay una risa hueca en el ambiente;
un no acabar de creer que estemos vivos
después de un año Gallo Morón bravo
sigamos en pie aunque con no tantas ganas
de sorpresas desagradables.
Los primeros ocho meses fuimos cuesta arriba,
ahí hubo una meseta llena de escalones y cerveza
para después continuar de sorpresa en sorpresa
cada vez más sorprendente, cada vez pás esperada,
y cada vez más ajena al sentido común.
Pero cada Gólgota personal tiene premio,
no es un premio al uso como tal sino  otra sorpresa
en la que nos encontramos inmersion
como una gran ensenada que nos hace flotar
solos y ausentes de los otros,
viendo sus ademanes y palabras
difíciles de entender y rebatir.
Un viaje interior de reencuentros,
aunque no los haya habido fisicamente,
porque hemos cambiado nuestra sustancia
y nos hemos tenido que rehacer recogiendo
los cachitos nuestros que han caído
de una mesa de operaciones, de una cama de hospital,
de unos desencuentros , de una soledad compartida,
de un viaje que nosotros no hemos iniciado 
y en el que nos vemos movidos hacia alguna parte incierta.
Hay amargura en todo ello, porque verdaderamente,
he tratado de seguir los seis cuidados del cartel.

"Cuando estés solo cuida tus pensamientos, dice el primero",
y los he cuidado la mayor parte de las veces rezando.
repitiendo el mantra: "Hágase Tu voluntad y no la mía"
en una espiral de no resistencia ante el infortunio incomprensible.
A veces llorando a mares y casi no pudiendo respirar,
pero en el sopor del sofoco emanando calor como de un abrazo invisible
de supuestas personas o seres que no podría describir
y que al final me han llevado al sueño.
El segundo: 
"Cuando estés con amigos cuida tu lengua", y aquí
sí que ha habido multiples problemas;
el primero ha sido descubrir que no sabía quieres eran amigos y quienes no,
o incluso por su conducta, más me sonaban a enemigos pero eran cosas mias. 
Siempre han sido escasos los amigos y escasas las ocasiones pero... mal.
Mal porque, ni estando callado he acertado. 
En el mensaje no hace alusión a las cara o gestos 
y a la libre interpretación de los mismos.
El tercero:
"Cuando estés enojado, cuida tu temperamento"
Tambien mal. El temperamento de uno y el de los otros,
juega en otra liga. Una liga emocional muy vieja,
que nos trae a mal traer desde niños.
Siempre recurrente la soledad de la infancia y 
el desvalimiento y la incomprensión o
las distintas varas de medir tan usuales en la injusticia legal.
El cuarto:
"Cuando estés en grupo cuida tu comportamiento"
Tampoco creo que haya obtenido muy buena nota.
Poco dado a los grupos, en ellos estoy como un pegote de plastilina
en una esfera de mármol.
digamos que en estos tiempos tan gregarios u ovejeros,
soy muy difícil de pastorear y por otro lado
sin interés alguno de formar rebaño propio
aunque se agradece encontrarse  con escasos seres
que llenan los vacíos y que con una palabra
o un abrazo te han colmado.
El Quinto:
"Cuando estés con problemas, cuida tus emociones"
Difícil. Muy dificil, pero he tratado de hacer afirmaciones
hacia mi, en todas las partes de mi cuerpo, 
confiando que Dios me repare los desperfectos
y sepa no dar más trabajo del estriccamente necesario.
El Sexto:
"Cuando empieces a tener éxito, cuida tu ego" 
Y en ello estoy, que ya es ser tonto, tener que tener cuidado
sin ningún ápice de éxito.
Yo digo que es por dignidad personal, pero estoy seguro
que es una equivocación más, cosa que no sabré
y que no os podré contar hasta que muera.

 © GatoFénix

No hay comentarios: