viernes, 16 de febrero de 2018

Feliz Año del Perro

Hoy es el primer dia de Año del Perro del calendario chino.





https://www.karmaweather.com/es/2018-ano-del-perro-de-tierra/

Ahí tenéis mucha información y entretenimiento.

El "perro" al ser el amigo secreto del conejo o gato (vietnamita)
es un signo del que no puedo hablar con objetividad.
Las personas nacidas en los años del perro
siempre han sido buenas conmigo.
Han sido mejores conmigo de lo que yo he sido con ellas,
lo reconozco humildemente.
Siempre han aportado alegría a mi vida
en muchos momentos tristes del camino.
Casi toda la vida ha acudido a mi, como "el buen samaritano",
alguien que ha lavado mis heridas y me ha querido
más de lo que yo mereciera.
Han sido fieles.
 De los que he tenido que aprender mucho
y me han hecho pasar tiempos inolvidables a lo largo de mi vida.
Son así.
Es su naturaleza.
Siempre a tu lado.
Los únicos que queda cuando "vienen mal dadas".
En tu ausencia,
ellos siguen defendiéndote a cara de perro,
mientras los demás te abandonan.

Saben vivir el momento y compartir su alegría.
Se ponen a bailar con cualquier música,
y parecen derviches en trance,
"abandonados dentro del momento".

Nadie sabe hacerlo como ellos.
Espero que este año nos sea venturoso
y nos contagien.
Y sobre todo que nos den valor, del que les sobra,
para que, de una vez por todas, separemos
"el grano de la paja" en nuestras relaciones y
valoremos a cada uno en su justa medida.

Valor para huir de los cantamañanas y aprovechados
que merodean en nuestro entorno, asfixiandonos en la negatividad
que llevan a todas partes consigo.

Es año de amar sin tapujos;
Año de "hacer locuras por amor";
Año de decir: "te quiero" a quienes verdaderamente nos quieren;
"Año de soltarse el pelo", sabiendo que al abandonarse,
como he dicho de los derviches,
a la suerte del momento y al girar y girar...
formaremos un vórtice de energía positiva
que nos hará soltar los miedos y el dolor;
Año de abrazarnos a nosotros mismos
en la saludable buena compañía
de quien nunca te traicionará;
Año de saber disfrutarnos
como cuando mordisqueamos
una fruta jugosa madura o unos labios rojos.

Ya lo advertí, no puedo ser objetivo con el perro,
con esta mochila de buenos momentos
a mi espalda, "me vengo arriba".
Quizás,...
 un poco triste por la añoranza de momentos,
 que aun quedando ahí dormidos
siguen vivos,
 a pesar de los años.

¡Feliz Año del Perro, a todos!

© GatoFénix