sábado, 7 de julio de 2018

Extrañeza 2

Y seguía buscando aquella noche, también.

Ya me parecía familiar la ausencia que se me hacia tan presente como casi toda la vida.
Buscar era una actitud que se convirtió en mi esencia muy pronto.
Veia con ojos curiosos cada concepto del diccionario que era mi libro preferido en mis soledades.
Era gordo y tenia dos partes.
Un precioso diccionario enciclopédico que tras la primera parte de palabras y sus definiciones, con dibujos a plumilla de algunos objetos de principios del siglo veinte.
Algunas paginas tenían ilustraciones coloreadas y otras contenian mapas.
La segunda parte enciclopédica tenía biografías de personajes célebres y tenian su dibujo correspondiente.
También contaban la historia de España y del universo conocido entonces a lo que llamaban universal,
Y así otro tanto con la geografía.
No diría que lo leí todo pero yo creo que gran parte sí, y varias veces.
Porque un diccionario aunque empieza por la primera letra, nosotros empezamos por la palabra que buscamos y vamos hacia delante avanzando o retrocediendo.
Como a saltos de liebre avanzamos como en la vida, porque yendo hacia atrás también crecemos en nuestro interior.
Siempre buscando.
De libro en libro, buscando.
Y la misma incertidumbre porque una cosa me llevaba a otra y todo lo encontraba interesante y lo encajaba con lo anterior y sabía que vendría algo después.
De las hojas de los libros pasé a las hojas de las plantas y a los pétalos de las flores y sobre todo al espliego.
Envuelto en su aroma pasaba las primeras estaciones de mi vida.
Y ahora, puede que en las últimas, he transitado por campos de lavanda lleno de confusión como siempre.
Esta sensación de estar vivo y bastante solo veo por todas partes que todo es efímero y que cuando llegas a saber que es, también sabes que no será en algún momento.
Pero mientra se me olvida todo lo anterior vives con personas que crees próximas y luego, en un pis pas, ves quedejan de serlo. Y no sabes desde cuando, porque eso no viene en los libros.
Y has de hacerte el tonto o el mudo y mostrar silencio sin poner ninguna cara.
Y ves, que sin amor cuesta vivir pero no desesperas porque sabes que es lo que hay, y te conviertes en la última enciclopedia ilustrada, del siglo pasado, que puedes mirar sin orden específico, al margen del tiempo, en un momento histórico de mentiras y confusiones provocadas para dar acomodo al Mal y a la desidia, al narcisismo y a la incultura y la falta de modales.
En ella te enfrascas comprendiendo que tus conocimientos y definiciones han sido modificados en una siembra intencionada de cizaña junto al trigo.
Por eso y mientras pueda y me dejen los nuevos extraños iré por ella
de detrás hacia adelante o a salto de conejo como un entretenimiento que a cada paso
Me llena de extrañeza.

© GatoFénix



https://gatofenix.wordpress.com/2018/07/07/extraneza-2/

No hay comentarios: