viernes, 6 de julio de 2018

Extrañeza


Andaba buscando algo,

que no sabia si tenía;
Ni sabia, dónde pudo ser;
Aunque notaba una ausencia;
O puede que parecía ausente
inmerso como estaba en esta situación, sin embargo,
percibía con claridad y era consciente en toda esta incongruencia que llamamos confusión;
Sabía de la inutilidad de buscar cerca de la farola, porque allí había más luz...
Era un entretenimiento desesperante y estúpido;
Miré en mi interior y todo parecia normal: tenía un cierto orden, dentro del caos que genera remover las cosas de un cajón en el que se aglomeran objetos intangibles.
Volvia al principio…

Andaba buscando algo,
que no sabia si tenía;
Tampoco sabía, dónde pudo ser;
Aunque notaba el vacio propio
De una ausencia.
Y no sé si es que mi vida
ha sido siempre asi.
Al sacar hacia afuera como calcetines, rebuscando algo, en los bolsillos del alma.
Veía mi pobreza:
una pelusa de la costura y un pañuelo de papel hecho una bolita.
Y vi que era semejante al que guardo en un pequeño joyero de mi mamá,
parecido a un baulito negro,
en el que guardo varias de esas bolitas que fueron los pañuelos de papel que enjugaron mis lágrimas el día de su muerte.
Bolitas secas de papel arrugado,
blanco en su dia, y ahora de color de tiempo pasado con el tacto áspero del dolor y la muerte.
Y vuelvo a pensar que una y otra vez estoy buscando cosas, que va a ser verdad que ya no estan, y se me crean ciertas dudas de si alguna vez existieron.

© GatoFénix

No hay comentarios: